RÍO BLANCO, Ver., 30 de noviembre de 2021.- Familiares de pacientes que asisten al Hospital Regional de Río Blanco denunciaron que el tomógrafo del nosocomio lleva varios meses sin funcionar, lo que afecta seriamente a los pacientes, ya que está retrasando los estudios que requieren.

Los familiares que hicieron la denuncia pública señalaron que sus pacientes llevan varias semanas esperando sus estudios, lo que es preocupante, pues algunas tomografías son para descartar diferentes tipos de cáncer, lo cual ha retrasado su tratamiento al no tener un diagnóstico confirmatorio.

En algunos casos, los pacientes fueron atendidos en urgencias donde les solicitaron tomografías y otros estudios, pero les informaron que deben esperar debido pues el tomógrafo no está funcionando, por lo que tras dialogar con el director, Álvaro Vázquez Gallardo, éste les indicó que el aparato no está funcionando y les dio como opción trasladarse a un sanatorio particular de Orizaba (Hospital Covadonga) para hacerse dichos estudios, donde deben pagar hasta mil 200 pesos, mientras que las autoridades no hacen nada por repararlo.

“El director supuestamente nos dice que nos apoyará con el estudio y nos envía al Hospital Covadonga, nos envían con una hoja donde dice que vamos del Hospital Regional y nos hacen un supuesto descuento, pero nos cobran mil doscientos pesos y ¿usted cree que la gente puede pagarlos?”, señaló una de las denunciantes.

En el mejor de los casos, hubo pacientes a los que personal médico les dijo que si no tenían recursos, el Hospital Regional les gestionaría el pago de la tomografía en el hospital privado, sin embargo pese a que son urgentes, deben esperar hasta dos meses para ser apoyados, denunció una paciente que el pasado viernes cumplió dos meses de espera sin tener una respuesta de cuándo podría acudir a hacerse sus estudios.