XALAPA, Ver., 15 de mayo de 2019.- La contraloría interna de los Servicios de Salud de Veracruz (Sesver) está documentando el caso de medicamentos caducados y otras sustancias que no se ocupan en el trabajo cotidiano del médico, donde se invirtieron millones de pesos, informó el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor.

Al respecto, subrayó “no podemos omitir, callar ante circunstancias que dañan la imagen del gobierno y ponen en riesgo la salud de los veracruzanos, pero debemos documentar legalmente las desviaciones incorrectas, para actuar en consecuencia”.

En otro caso, confirmó que hay un promedio del 50 por ciento de abasto de medicamentos antirretrovirales en hospitales de Veracruz, lo que constituye un gasto muy alto, por su elevado costo.

Destacó que la SS tiene una estrategia para dotación de estos medicamentos suficiente hasta para 3 meses, lo que constituye un esfuerzo para evitar que los pacientes tengan interrupción en sus terapias de retrovirales.

Señaló que los faltantes son modificables, “tenemos suficientes medicamentos para ellos, los oncológicos; es la preocupación del gobernador que estemos pendientes de la dotación, y los pacientes en tratamiento, sobre todo niños, ya están las quimioterapias adquiridas en estos días.

Mencionó que el faltante no se trata de estrechez presupuestaria ni indolencia burocrática, ya que en este tema de estas enfermedades tiene que ver con la producción del medicamento, con la venta de los fármacos.