El Estado Rector

Las decisiones dolorosas del gobierno de la Cuarta Transformación del presidente Andrés Manuel López Obrador, entran en aguas pantanosas, para tratar de enderezar el rumbo de un país que por varias décadas se sumió en la corrupción, impunidad y abuso de poder.

Ahora, después de resolver el problema de los ductos de Pemex con la fuga millonaria de gasolinas, ahora el presidente se dispone a resolver el tema del abasto de medicamentos con acciones directas de tomar la rienda de la distribución a todo el sector salud en el territorio nacional.

Las acciones buscan acabar con el negocio de los medicamentos que en pasados gobiernos lograron amasar incuantificables fortunas a costa de la salud de millones de mexicanos, que hasta llegaron a recibir en algunos hospitales, agua destilada en las medicinas en contra del cáncer, y placebos, que se entregaban sin misericordia alguna a los pacientes.

Después, del conocimiento de la problemática y de los comparativos del presidente, de que hasta el último rincón del país llegan refrescos y botanas sin problema, se ha buscado una solución definitiva de fondo, con una decisión que solidifica, regula y garantiza el abasto a todos los centros hospitalarios y clínicas del sector salud de todo el territorio nacional con la creación de una dependencia para tal propósito de interés humanitario.

El presidente AMLO, acude a la ONU, por segunda vez, después de la asesoría a la venta del avión presidencial, y ahora se pretende que las convocatorias a las compras de medicamentos y vacunas se transparente, pero sobre todo se limpie de corrupción y de las malas acciones de desvío de recursos públicos, entiéndase de la corrupción de antes. “Esto se acabó”.

También, hay que decirlo el tratar de dejarle la bola de lumbre a la ONU, estará a prueba, porque precisamente este organismo internacional defensor de los ricos del mundo, poco hace para ayudar a equilibrar cuando menos las problemáticas en los países pobres del orbe, con serios casos de explotación, esclavitud y muchos temas que por años han existido a los ojos de la humanidad.

El detalle, es que no se deben dejar todos los huevos en unas pocas canastas, diríase en el lenguaje coloquial, y precisamente por eso se avecinan los ataques de los histéricos que resienten las acciones de limpieza y transparencia de la famosa Cuarta Transformación, en donde el presidente AMLO, sabe que ante las resistencias de los poderosos, su gobierno también lucha por resistir los embates muy fuertes de los intereses de los grandes consorcios nacionales y transnacionales a los que les llegó su 24 de diciembre como “cochinitos”, dicho igualmente en la metáfora.

En otro asunto, Egresados de la Generación 1975- 1979 de la Facultad de Medicina Miguel Alemán de la Universidad Veracruzana, participamos el sensible deceso de la distinguida compañera, doctora Emma Díaz Carvallo.

Acaecida el día 31 de julio del presente año, extendiendo el gran pesar con su familia y colegas del sector salud, así como con todos quienes le conocieron en su excelente trato de calidad humana y de labor profesional ampliamente reconocida en el estado de Veracruz. QEPD. Así las cosas.