Boca del Río: sana distancia

La población en Boca del Río, ha tomado con mucha calma desde el lunes la aplicación de la Fase Naranja, que significa el inicio de las actividades graduales hasta en un 25 por ciento.

Acá la gente, se le ha visto tranquila sin salir volcados a las calles a la nueva normalidad, sino más bien se mucha tranquilidad, sí una gran calma para la reincorporación al movimiento de antes.

La situación es de una gran conciencia colectiva que se ha logrado gracias al trabajo del alcalde de la ciudad boqueña, Humberto Alonso Morelli, que ha logrado con la población una excelente comunicación a través de medios informativos y redes sociales.

La población escéptica, comienza a salir con cierta meticulosidad, por los más de noventa días de aislamiento obligado a causa de la pandemia, que tiene a un mundo cambiado, y que con los días de reflexión, la gente se ha dado cuenta de lo importante que ahora ha sido la convivencia familiar, en donde aunque de forma obligada se han tenido que conocer en el seno del hogar, después de los muchos años de distanciamiento entre unos y otros.

La mayor conciencia colectiva de respeto hacia la protección del planeta, para cuidar ecosistemas y el medio ambiente, es parte del compromiso de ahora,

Ha resultado, una nueva generación de niños y jóvenes a loa que se les ha tenido que proteger con cariño y mucho esmero de los efectos de un contagio.

El cuidado muy especial de las personas de la tercera edad, siempre valientes y valiosos en los momentos de emergencia y que por la experiencia se han convertido en los baluartes del entorno del hogar, en donde pocos casos de violencia familiar como consecuencia de la “sana convivencia”.

Después de los días de encierro, también existe un gran daño psicológico en las personas, cuando hay quienes salen desbocados a ingerir alcohol y se dan los excesos conocidos, con los problemas de repercusión.

En general, el comportamiento humano en Boca del Río, ha sido muy respetuoso de las medidas establecidas, y se espera que todo siga igual hasta que se dé ya el retorno a la nueva normalidad con todo. Así las cosas.