Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Raúl López Gómez

Raúl López Gómez/Cosmovisión

Raúl López Gómez
 
| 08 de noviembre de 2018 | 12:52
 A-
 A+

Prensa incomoda

Cuando se pierde el rumbo del poder político, lo primero que surge es el rechazo natural a la prensa, sí a los que profesionalmente o empíricamente hacen del periodismo una actividad de alto rigor intelectual, ético y hasta de nivel científico.

Por lo que, no hay que confundir a lo que se puede ver de forma generalizada en las redes sociales no es periodismo y por lo mismo, se parte de la modernidad y del avance tecnológico respetable, pero de ninguna forma tiene ese carácter a lo que se convierte de estar visible en la era del ciberespacio a donde poco se puede percibir que surja la comunicación de forma real, ante la magnitud de la masa de cibernautas que se convierten simplemente en el poder de muchos.

Los medios informativos tradicionales se ajustan a la era de internet y se ven en todas partes con el impacto que se busca lograr en esta época.

Fue el destacado periodista español Ignacio Ramonet, desde la dirección de Le Monde Diplomatique, quien se adelantó a presagiar el poder que se daría a las redes sociales en la era de internet, y de que los medios de comunicación, tendrían que cambiar sus roles para justarse al avance de la tecnología.

Por eso, es que a los políticos ahora todo se les facilita y dicen disfrutar de las redes sociales, porque es verse, pero de ninguna forma sentir el peso del periodista enfrente para una pregunta o una simple entrevista.

Ante la falta de oportunidad de la retroalimentación de las fuentes informativas que se ocupan de ejercer una comunicación de un solo canal al emitir un mensaje que ven muchos, pero en donde es que la información circula en el ciberespacio, sin que se pueda entrar en un dialogo abierto con el periodista..

Los políticos, tienen la falsa creencia que aparecer en las redes sociales es tener presencia periodística, pero cuando en la realidad algún medio de información les hace algún reportaje o nota, y no es de su agrado de inmediato se descalifica al reportero y al medio de comunicación como una salida fácil a la ausencia de tolerancia y de respeto a la libertad de expresión hacia la actividad periodística.

Los periodistas ejercen la profesión o el oficio de mayor riesgo en el mundo, y los propios políticos poco hacen para favorecer y respetar a la libertad de expresión, y prácticamente con las redes sociales va desapareciendo el derecho a la información, ambas libertades consagradas en la constitución y que se vienen defendiendo desde la carta universal de los derechos humanos.

Las tendencias de rechazar a los periodistas y a los medios de comunicación, además de desaparecer a las actividades de comunicación social de las esferas gubernamentales, es un mal indicio, un mal mensaje para los medios informativos que ya se debaten en desaparecer a causa del avasallamiento de las redes sociales, que no hacen un periodismo profesional y sólo se concretan a realizar el manejo de la información como un simple pasatiempo.

Escribir de forma profesional es un riesgo y apurar a los políticos a que respeten la libertad de expresión y el derecho a la información, realmente se ve difícil.

En EU, el preside Donald Trump, molestó ofende, denigra y hasta amenaza el periodista de la prestigiada cadena informativa CNN, porque desde un principio le molesta que le hagan preguntas sobre su accionar, aquí el tema ruso le provoca escozor al hombre de la Malena rubia, y que desde los electores, ya le bajaron un poco los acostumbrados humos de grandeza y que de ya debe pensar en que tendrá que dejar la Casa Blanca, porque molestó mucho a los ciudadanos norteamericanos la forma de actuar con el poder presidencial, que ofendió al país que se precia de demócrata.

En México y en el estado de Veracruz, se esperan los tiempos de una nueva relación con la prensa y en donde se dé el resurgimiento al periodismo y de esa forma no se frenen los sueños de miles de jóvenes que albergan las universidades públicas y privadas para el estudio de la carrera de comunicación, sin dejar de reconocer que hasta hacer cine es peligroso, y más con el manejo de la noticia.

Desde este espacio la solidaridad con el colega Cecilio Baltazar Miranda, por el lamentable deceso de su joven hijo en el puerto de Veracruz, el gremio periodístico de luto otra vez. Así las cosas.