CIUDAD DE MÉXICO, 5 de mayo de 2020.- Los paisanos en los Estados Unidos son fuente de alivio a la crisis económica que atraviesan sus familiares, y el Gobierno Federal reconoció que se rompió un récord en remesas que no se había registrado en dos décadas.

Al recordar el 5 de mayo de 1862, día del triunfo en la Batalla de Puebla de las Fuerzas del Ejército mexicano encabezado por el general Ignacio Zaragoza, ante los franceses, el presidente de México Andrés Manuel López Obradora aseguró que este día en que se recuerda a quienes defendieron la soberanía nacional, también tiene especial interés en Estados Unidos.

“Hasta hace poco se hacía una conmemoración en la Casa Blanca… porque era mucha la solidaridad del pueblo estadounidense y de mexicanos que vivían en Estados Unidos, que habían quedado atrapados con la nueva frontera después de la Guerra de 1947, había un sentimiento a favor de México en esa guerra de intervención”, dijo en el Salón Tesorería del Palacio Nacional.

Al calificar las remesas como “una inyección de solidaridad”, el Primer Mandatario expresó desde la conferencia matutina de este martes su gratitud.

Información de Quadratín México