XALAPA, Ver., 4 de julio de 2020.- Tres meses después de que lo anunció el Gobierno del Estado, finalmente entró en operación el Centro de Atención Médica Expandida Covid 19 (CAME-C19) en el Velódromo de Xalapa. Con 30 camas, la mayoría donadas por diputadas y diputados, atenderá sólo a pacientes con sintomatología leve y recibirá a gente de toda la zona centro de la entidad, provocando una movilidad de familiares de otros municipios que podría acelerar el número de contagios en la capital veracruzana.

En Xalapa, todo iba bien, hasta que llegó la Nueva normalidad

El gobierno municipal de Xalapa ha sido uno de los que oportunamente ha actuado ante la pandemia del nuevo coronavirus, el SARS-Cov-2, y prueba de ello es que el municipio gobernador por Hipólito Rodríguez Herrero mantuvo niveles de contagio bajos, desde que se declaró la Emergencia Sanitaria Nacional, en contraste con otros grandes municipios como Veracruz, Poza Rica y Coatzacoalcos.

Del 23 de marzo, cuando inició la Jornada Nacional de Sana Distancia, hasta el 1 de junio que inició la nueva normalidad, Xalapa contuvo la epidemia logrando, hasta ese día, 79 casos, y sólo 4 muertes, pese a ser la capital del estado, un municipio con gran movilidad y su cercanía, a sólo una hora de distancia, con el puerto de Veracruz, el punto con mayor brote en el estado con más de 3 mil casos.

Hay que destacar que se diseñó el micrositio CIMTRA COVID-19 (https://ayuntamiento.xalapa.gob.mx/web/cimtra/cimtra-covid-19), el cual obtuvo el segundo lugar nacional en la evaluación realizada por el Colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (Cimtra).

No obstante, como lo declaró el mismo alcalde xalapeño en reciente entrevista para el periodista Miguel Ángel León Carmona, en sólo un mes, alcanzaron 424 casos y más de 50 decesos:

“A partir de junio el número de personas contagiadas se despega tremendamente en Xalapa. Hasta el último día de mayo teníamos cerca de 50 contagios, pero en junio se desata la curva y ya llegamos a más de 220 contagios (el 1 de junio). Es decir, en un mes, se triplicó el número de contagios y hasta podemos decir que hay una subestimación ahí, yo creo que hay muchas más personas contagiadas”.

Tres días antes de que el Gobierno Federal pusiera en marcha la Jornada Nacional de Sana Distancia, el 18 de marzo, el Ayuntamiento determinó instruyó a personas mayores de 60 años y embarazadas que se abstuvieran de presentarse a trabajar en las áreas municipales.

En la Gaceta Municipal Número Extraordinario 007 del 21 de marzo de 2020, se oficializó la suspensión de actividades de salones de fiesta, casinos, antros, cantinas, centros botaneros, centros nocturnos, discotecas, cervecerías, videobares, cabarets, pulquerías y cualquier otro centro nocturno en el que se lleve a cabo la venta de bebidas alcohólicas, en botella abierta o al copeo.

El cierre de los panteones municipales se ordenó el mismo día.

Para el 23 de marzo el municipio decreta la suspensión de labores presenciales en las oficinas públicas de actividad no esencial así como guardias en áreas prioritarias con preferencia al teletrabajo.

Además, instruyó a personas con alguna comorbilidad asociada al agravamiento del Covid-19 se abstuviera de presentarse a trabajar en las áreas municipales. El 31 de marzo se acordó el cierre de los parques del municipio.

En la Gaceta Municipal Número Extraordinario del 02 de abril, se amplió el catálogo de negocios con suspensión actividades como gimnasios, lugares para hacer ejercicio o cualquier tipo de actividad física, centros de meditación, billares, centros de diversión, de juegos electrónicos y/o de video, videojuegos o realidad virtual, juegos mecánicos y electromecánicos, juegos infantiles, museos, cines, teatros, pinacoteca y galerías, bibliotecas, ferias y centros de actividad recreativa.

Sumado a estas acciones, se inició con la entrega de cubrebocas donados por Grumax.

Fue a partir del 23 de abril, que la administración estatal implementó su primera acción en la capital para contener la enfermedad del Covid 19, con cierres del centro histórico en fin de semana, lo que duró sólo un mes.

En las Gacetas municipales del 6 y 8 de mayo se publicaron acuerdos para la prevención, Ley seca y restricción de horario de venta de bebidas alcohólicas, lo que desató una ola de críticas y protestas pero que el ayuntamiento justificó con los bajos niveles de violencia doméstica y delitos en general que causó la medida durante los fines de semana del Día de las Madres a nivel nacional.

El 18 de mayo el gobierno municipal inició la entrega de 300 mil cubrebocas en espacios identificados como de alta afluencia y comenzó la repartición del apoyo alimentario a familias de las colonias y congregaciones de la periferia afectadas por la cuarentena.

Todas estas medidas lograron contener el contagio, hasta el 1 de junio, en que se anunció el regreso a la Nueva normalidad a nivel nacional, cuando ya sea debido por la poca capacidad de las autoridades de convencer a los veracruzanos de acatar las medidas o la confusión de las medidas federales, la gente comenzó a salir a las calles, a volver a las plazas.

De acuerdo con la Secretaría de Salud hasta la noche del 3 de julio Xalapa cuenta con 447 casos confirmados y 60 defunciones, séptimo y quinto lugar a nivel entidad respectivamente, respectivamente. El 1 de junio tenía 79 casos.

Es más, la entidad volvió esta semana al semáforo rojo que lo ubica en Riesgo Máximo de contagio. Y si sumamos a esto que a partir de este viernes Xalapa recibirá a pacientes Covid de todos los municipios de la zona centro ya que el único hospital Covid, el CAE, está colapsado, podría esperarse un incremento más acelerado en las próximas semanas.

Responsable y regulada, la reactivación

El presidente municipal señaló en recientes entrevistas que “la vida económica debe seguir adelante, pero para que pueda fluir se tiene que cumplir con las reglas de salud. Tengamos presente que estamos en semáforo rojo. El pico de la curva es tremendo. Si no detenemos esto las instituciones de salud se verán rebasadas. Sí habrá reactivación económica, pero será responsable y regulada”.

Por ello, anunció que visitarán establecimientos que están operando y aquel que no cumpla con las reglas va a ser clausurado. “¿Quieres operar?, bien, pero quiero ver que tus trabajadores usen cubrebocas, que a tus clientes les estás dando gel antibacterial y que estás evitando el hacinamiento. Por el bien de tu familia, por el bien de tus trabajadores y de los ciudadanos clientes que acuden a tu negocio”, señala. 

Y afirma que hay actividades que no son esenciales que no abrirán. “Un gimnasio no es esencial, una alberca no es esencial, un bar no es esencial. Si quieres tomarte una copa ve al establecimiento, copra una botella y llévala a tu casa. Hay actividades que son más vulnerables al contagio. Estas van a seguir cerradas”, aclara.