Urzúa falsas predicciones

Los malos presagios catastrofistas de la economía nacional vertido por Carlos Urzúa, ex secretario de hacienda, es una total falta a la ética profesional, viniendo como ex colaborador del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Urzúa, miente y se pretende subir falsamente en argumentos con los que falta a la verdad, sobre todo cuando fue el primer titular de hacienda con el presidente AMLO, y luego renunció posiblemente al no sujetarse a las nuevas medidas de austeridad y de orden en el ejercicio del gasto público que ha implementado el político tabasqueño.

El ex titular de hacienda, ahora pretende erigirse en adalid de la economía y las finanzas públicas, al hablar sin bases firmes de que la economía está al borde del precipicio o de un colapso.

En lo que dice ser, un análisis por estados, comparando los datos del PIB acumulados sin el ajuste estacional, la situación económica es aún más preocupante.

Al argumentar que se podría terminar 2019 con un crecimiento negativo de menos 0.2 por ciento.

Enfatizar, que las noticias son malas, y establecer que la economía no está técnicamente en recesión, aunque sí al borde de un precipicio.

De Urzúa se ha dicho que la salida intempestiva del gabinete federal fue por diferencias con la visión económica del presidente, quien en esta semana presentó el libro: La Economía Moral.

Ya fuera del gobierno y en un cargo académico en el Tec de Monterrey, la supuesta sinceridad del ex titular de hacienda, busca los reflectores mediáticos para in en contra de lo que antes defendió.

Aunque se le pretende dar un mayor crédito por sus planteamientos por estar fuera del gobierno, algunos expertos consideran que él no es el indicado para calificar negativamente, lo que él comenzó mal, y se fue peor que una trabajadora doméstica, sin avisar y en fin de semana.

Los puntos de vista de quienes le quieren reconocer que por estar fuera del gobierno y no estar obligado a guardar las formas, al pretender dar una visión de pánico que a juicio de los empresarios e inversionistas nacionales como la de Carlos Slim, es que la economía nacional va bien y que va a seguir mejorando ante los más de 140 proyectos de obras que se harán en este mandato de la Cuarta Transformación que encabeza el presidente AMLO.

Las visiones encontradas con el ex titular de hacienda y los propios empresarios nacionales, son parte de una realidad nacional con el nuevo gobierno federal que ha cambiado las reglas del juego entre el gobierno y la iniciativa privada de evitar diezmos que afecten la calidad de las obras y que en el nuevo estilo de gobernar se va a fondo en contra de las malas prácticas de corrupción de antes.

Las opiniones de un solo hombre como Urzúa en contra del gobierno de AMLO y de los empresarios que junto con los organismos y cámaras se han sumado a reconocer que México y la economía van por buen camino y, que pronto se tendrá números positivos en el crecimiento económico del país,

Pareciera que no han sido del agrado de personajes como don Carlos Urzúa, quien salió huyendo cuando vio que en el nuevo gobierno no se podía hacer lo de antes manejar presupuestos al antojo y con muchos candados, los funcionarios públicos están bajo la lupa y al parecer eso no le gusta al ex titular de hacienda, que su renuncia no causo ninguna preocupación por el relevo con Arturo Herrera, que ha tenido resultados bastante favorables en su operación al frente de la dependencia más importante del gabinete, quien sostiene que el retraso para ratificar el T.MEC no impactará a las perspectivas de crecimiento. Así las cosas.