VERACRUZ, Ver., 19 de junio de 2019.- Con el fin de frenar el flujo de centroamericanos en nuestro país, y por disposición del Gobierno de México, a partir de esta semana las personas que pretendan viajar en autobús deberán presentar en las taquillas de las centrales camioneras alguna identificación oficial.

Con esto, los pasajeros tendrán que comprobar su estancia legal en el país a través de credencial elector, cartilla militar, pasaporte o cédula profesional o de lo contrario se les negará el servicio.

Lo anterior fue difundido por la empresa de Autobuses de Oriente (ADO) a través de sus redes sociales, para evitar inconvenientes con sus clientes y enfrentar problemas legales.

Y es que de acuerdo con el Instituto Nacional de Migración (INM), las empresas que incurran en el traslado de migrantes indocumentados en territorio nacional serían acreedores a una sanción económica y hasta penal de hasta 16 años de prisión.

Cabe señalar que la medida ha causado opiniones encontradas, pues por un lado hay quienes consideran que esta disposición es violatoria al Artículo 11 Constitucional que se refiere al Libre Tránsito, mientras que otras la calificaron como positiva, pues también brindaría mayor seguridad a los usuarios.