EL DESPLOME COMERCIAL EN EL CENTRO HISTÓRICO EN LA CIUDAD DE VERACRUZ

** A estas horas, muchos Propietarios de viejos edificios en el Centro Histórico de la ciudad de Veracruz, han de estar por lo menos, angustiados, los más conscientes: en sólo 4 meses a lo sumo, han visto sus inversiones peligrar: el valor Catastral se devalúa aún más, y ya pocos pueden aspirar a vivir “de las rentas”, porque éstas se han desplomado.

** Un rápido recuento en la avenida Independencia da cuenta fiel de que, de lado a lado de la emblemática avenida, han cerrado comercios tradicionales como la Panadería Independencia, que cerró una noche de la semana que pasó, sin avisar a los trabajadores: sacaron mesas y horno desmontado, y bajó su cortina  –ni mencionar el caso del Café La Merced cuyo dueño, el heredero de la familia Ibáñez, se debate entre decir que es definitivo o temporal, el cierre del otrora referencial café jarocho, al que por cierto llegó a ir a desayunar en más de una ocasión, el hoy Presidente Andrés Manuel-;  y en esta semana que termina, se sumaron otros comercios.

** Como el Café Catedral: sobre Ocampo, otro sitio muy del gusto de los jarochos, que también tuvo una época de auge. En sus ventanales se alcanza a leer el “aviso” de que abrirían en mayo. Hoy, todo luce más avejentado tras sus cristales: mesas y sillas amontonadas. Y el cierre definitivo como sentencia. Caminar la avenida Independencia desde su inicio hasta el final, oprime por estos días el ánimo del más compuesto: cortinas bajadas, avisos de renta de por lo menos cinco locales, tan solo en el tramo antes de llegar a Esteban Morales pasando Canal.

** Los comercios relativamente “nuevos” de ropa y zapatos algunos permanecen abiertos. No “esenciales” según la norma de la Pandemia, pero que realmente permanecen con las cortinas arriba por algunas horas y poca clientela, mayormente joven y sin cubrebocas.

** Los bancos señores y señoras: repletos ayer. Una locura de movimiento, tomando en cuenta que nuestro municipio es uno de los que mayor número de infectados y muertos tiene. A la gente parece no importarle: y a los bancos de Independencia menos. En éstas sucursales no toman la temperatura para ingresar. Ninguno de sus empleados se asoma siquiera a pedir “sana distancia”, a los que esperan en la avenida: menos ofrecen gel. Es un círculo mortuorio y no se dan cuenta: al ignorar estas medidas, los propios Empleados bancarios están a merced de los contagios. No se vio ayer a ningún empleado de Limpieza en esas sucursales de BANAMEX, BANCOMER, BANCO COMPARTAMOS, SANTANDER, HSBC y BANSEFI, limpiar por ejemplo los teclados de los cajeros automáticos. De miedo.

** Lo hemos dicho con el paso de los días en la Cuarentena extendida que vivimos: al menos lo que se ve en nuestra ciudad, es que cada quien se cuide si quiere y puede. Porque ninguna autoridad municipal, estatal o federal, lo hará. Las condiciones para lograr la protección ya se han difundido reiteradamente desde marzo: el quédate en casa no funcionó para la mayoría de los jarochos. Hemos vuelto progresivamente, a una “normalidad infecciosa” le llamo, porque inevitablemente hay que salir a actividades esenciales, pero con sumo riesgo de contagio por este tipo de gente que le gusta estar encima de uno literalmente, repegados, sudorosos, anti higiénicos: sin cubre bocas y sin obedecer el uso de gel o permitir que le tomen la temperatura.

** Sigámonos cuidando todos.

SOBRE EL BONO COVID-19 PARA TRABAJADORES DEL SEGURO SOCIAL ZONA NORTE…

** Así textual: “Derivado de múltiples irregularidades por el bono covid-19, a través de la gestión solicitada por un servidor a nuestro secretario general del CEN el Dr Arturo Olivares Cerda, se solicitó la cancelación de dicho descuento el cual iniciaría en la segunda quincena de julio. Dicho descuento no se realizará hasta que hagamos una revisión a fondo de dichas irregularidades, tengan por seguro que no dejaremos que se cometa alguna injusticia a nuestros compañeros que hoy en día están batallando de frente al Covid. Atte: Mtro José Martín Sosa Nepomuceno. Secretario general sección IX”.

** Y así de confuso el mensaje de Sosa, quien está en la mira de los trabajadores de la Salud del IMSS zona norte, porque no ha movido un dedo por quienes se fajan en la primera línea de batalla contra el coronavirus. Si no lo hizo antes por quienes fueron compañeros ya actualmente en calidad de Jubilados y Pensionados –pero que aportaron sus Cuotas- menos ahora en medio de la crisis de Salud, sostienen afectados. Estaremos atentos a su situación. Se nos hace una Injusticia que les regateen el bono, y esto tampoco lo voltea a mirar el Secretario de Salud de Veracruz. Ni ninguna otra autoridad federal del ramo.

LA REELECIÓN DE CUEVAS COMO DIRIGENTE DE MESEROS, UN CÁNCER OPINAN LOS MÁS JÓVENES…

** Mario Manuel Cuevas se reeligió en medio de la pandemia para otro periodo al frente del Sindicato “Valentín Gómez Farías”, con apenas el 48 por ciento del padrón de afiliados: menos de 200 de 465 votaron su tercer mandato: “es un cáncer para la agrupación: ya le gustó ganar dinero sin hacer nada. Ojalá fuese como otros leader que se quedan en el Poder pero trabajan. En el caso de Mario Manuel es que no ha hecho nada, sólo gastarse el dinero del Sindicato. La prueba es de que en todos su periodos se han perdido muchos contratos colectivos…” nos dice un joven mesero que sin embargo, tiene muchos años en el oficio.

** Afirma que Cuevas “ya se hizo de una forma perversa, sucia, de hacer las cosas. Cuevas es ya un cáncer para el sindicato. Pero todo al tiempo: es el que se encarga de acomodar o darle a cada quien lo que se merece…” dice quien también ha tenido voz pero no voto en el sindicato de meseros. Otro joven mesero de uno de los cafés más populares de Veracruz nos confirma: “a nosotros no nos dijeron que habría votación. Llamaron a los que sabían votarían por este señor que está enfermo cuando le conviene. Lo usa para dar lástima o para retirarse de discusiones cuando le reclamamos lo que no ha hecho. Yo estoy inconforme y andamos viendo cómo impedir que siga por otro periodo más. Sin darnos cuenta de las aportaciones…”

** Otros dos meseros con apenas diez años en el oficio, dicen que los mayores “nos querían llevar a fuerza, si esto está parado dijimos, cómo vamos a ir al sindicato ahorita a riesgo que los viejos nos vayan a contagiar el virus…” ¿Votaron? Dicen que no. Que se quedaron en la calle mientras a puerta cerrada se llevaba a cabo “la votación”.

** En nuestro caso, tratamos infructuosamente de hablar con don Mario Manuel, pero nunca nos respondió las llamadas, para saber su versión de estos hechos, que al decir de los meseros “no nos  da esperanza la verdad: el señor está muy sentadito nada más recibiendo. Y no ha alzado la voz por nosotros ni nos ha informado cuándo regresamos. Sólo dice que se va a quejar pero le untaron la mano y ya se quedó callado: nosotros seguimos con medio sueldo y sin fecha para regresar a trabajar. Esto es un des…”, dice uno de los más jóvenes.

** Consultados los meseros de La Parroquia de los 500 años, nos confirman que ellos no son del viejo sindicato: “nosotros somos de un sindicato afiliado a Femsa, y tenemos una dirigente mujer, no quisimos estar en el otro…” refiriéndose al “Valentín Gómez Farías”. Así el ambiente estimados Lectores, en el sector que atiende restaurantes, bares y hoteles fundamentalmente, y agrupa meseros, cocineras, lavatrastres y todos los relacionados con el ramo hostelería turística.

QUERIDOS LECTORES: ESTÁ DURA LA PANDEMIA. LO DIJIMOS AQUÍ HACE UNAS SEMANAS Y UNA LECTORA NOS PIDIÓ “DEJAR DE METER MIEDO”. LA ENTENDIMOS. PERO TRATAMOS DE NO SER ALARMISTAS SINO REALISTAS: SI NO NOS CUIDAMOS ENTRE TODOS, LA PROPAGACIÓN DEL VIRUS CONTINUARÁ. YA ESTAMOS VIENDO LOS ESTRAGOS ECONÓMICOS DE LA DESOBEDIENCIA Y LA FALTA DE JUICIO. SOMOS UNA DE LAS CIUDADES MÁS CASTIGADAS DEL ESTADO, Y LO HEMOS SEÑALADO: POR FALTA DE ACUERDOS ENTRE FEDERACIÓN, ESTADO Y MUNICIPIO. NO NOS EXPONGAMOS ESTANDO EN AGLOMERACIONES. EVITEMOS EN LO POSIBLE ESTO. MUCHA HIGIENE Y REFORZAMIENTO DE NUESTRO SISTEMA INMUNE. LO DEMÁS, EN MANOS DE YA SABEN QUIEN. Y CON SU VENIA DIVINA, NOS LEEMOS POR AQUÍ, EL PRÓXIMO LUNES…