EN SEMÁFORO ROJO LA CIUDAD DE VERACRUZ, TODOS SOMOS RESPONSABLES: GOBIERNO FEDERAL, ESTATAL, MUNICIPAL Y CIUDADANOS…

** En nuestra ciudad de Veracruz señores y señoras: 3 mil 123 enfermos de Coronavirus, 487 sospechosos de tenerlo y 456 defunciones. 

** Así como lo leen.

** Pero este fin de semana en la ciudad de Veracruz que mantiene este “semáforo rojo” que significa “máximo riesgo”, en términos de la Secretaría de Salud, registró una afluencia inexplicable de turismo muy notoria desde el viernes por la noche: y bares, cafés y la franja de Villa del Mar, repletas de vacacionistas, pero también locales, sin ninguna restricción ni medidas de prevención como cubrebocas o sana distancia.

** Y ninguna vigilancia policial disuasiva a estos tumultos, de parte de la policía de Marina oficialmente a cargo de la seguridad de nuestro municipio. 

** En las tiendas llamadas de “conveniencia” que están abiertas en la ciudad las 24 horas, a pesar de la contingencia sanitaria (algunas cerraron por cuestiones de Seguridad como la de la Plaza Acuario que tapió con madera sus encristaladas puertas…) fueron notorias todo el viernes, sábado y domingo las filas de varones y mujeres para comprar cervezas y consumirlas en la única playa que permaneció abierta toda la cuarentena inicial, sin que el gobierno del estado a cargo de Cuitláhuac García hiciera al menos el intento de acuerdo, con el alcalde Fernando Yunes, por atajar la afluencia.

** Esta franja tiene los permisos federales: y ni el gobierno de MORENA avisado por el estatal de Veracruz, procuró el cierre y la contención de visitantes. 

** En los cafés de los alrededores que no cerraron, los más populares permanecieron abiertos atendiendo, esos sí con restricciones de mesas separadas, uso de cubrebocas, limpiadores de calzado, cabinas satinizantes y personal de cocina y meseros con cubrebocas y caretas, pero aun así la afluencia turística fue mayor que en estos tres meses oficiales de cuarentena estricta: los gobiernos de los tres niveles, dejaron al municipio de Veracruz a merced de los intereses comerciales de un puñado que se negó a acatar todas las normas: los palaperos de Villa del Mar estuvieron todo el fin de semana con sus prácticas de control de playa, bulevard y calles adyacentes, con un ejército de “vieneviene” que algunos parecen salidos de reclusorios del altiplano. 

AGRESIONES DE TURISTAS EN PALAPA DEL BUCHACA…

** Tan pesado estuvo el ambiente ayer domingo, con la, repetimos, inusitada presencia de varones “turistas” visiblemente alcoholizados y drogados, algunos que parecían salir de recientes riñas (con marcas visibles de cortes, magulladuras, quemaduras) que se posesionaron de la franja, y que algunos protagonizaron una riña en la palapa del ex dirigente de los palaperos conocido como “el buchacas”. Rompieron un cristal, hicieron destrozos porque no les quisieron “prestar” los “baños” y hubo escándalo con policía incluida. Uno de los agresores se cortó una arteria y si no es por un Marino que le aplicò un torniquete hasta que llegó la Cruz Roja a levantarlo, igual y no la cuenta. Pero no hubo detenidos. Ojo. 

** ¿Cómo es posible que ésta coordinada acción de control callejero no tenga la más mínima oposición del ayuntamiento ni de seguridad pública estatal o de la SEMAR? ¿Por qué tenemos que distraer Recursos Pùblicos y Dinero propio de nuestros Impuestos para atender estos desmanes de un turismo que deja mucho que desear mientras hay otras necesidades de Seguridad por medio municipio?

CUARENTENA VA PARA LARGO…

** Casi cuatro meses de cuarentena por Covid19, y la ciudad de Veracruz a pesar del malestar del Alcalde Yunes por mantener oficialmente el “semáforo rojo” a diferencia de Boca del Río, todo indica prolongará la restricción sanitaria precisamente por la falta de control en el comercio informal y establecido: bares de “todo a 20”, estuvieron repletos el fin de semana. Cafés de la franja “nice” entre Boca y Veracruz, a tope. Aunque la mayoría, hay que consignarlo, se mantuvo cerrado. En Boca se logró la contención humana porque las plazas comerciales cerraron. El alcalde Humberto Morelli llegó a un acuerdo que, nos cuentan, no fue inicialmente del agrado de los comerciantes. Pero hubo consenso.

** En la ciudad de Veracruz no se logró: Fernando “soltó” el municipio en el área más álgida del probable contagio como es la zona turística de Villa del Mar: y como en inercia, se focalizó ahí la concentración humana de visitantes de Edomex, ciudad de México, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Sonora, Sinaloa y hasta de Guanajuato, como se pudo constatar este fin de semana por las placas de los autos estacionados a todo lo largo de la playa que no tiene planta de tratamiento de aguas residuales, así que sus descargas sanitarias como las de hoteles y restaurantes vecinos, van directas al mar.

** Y en el resto del municipio no va mejor: por toda la zona norte y norponiente, la gente sin cubrebocas. Utilizando el transporte público que dejó las medidas de limpieza que observó hace más de un mes. Se cansaron. Ya no tienen miedo. Algunos siguen negando el virus. Y la mayoría que este fin de semana circuló en sus autos, volvió a las mismas actitudes de manejo a la ofensiva: sin respetar la distancia, las rayas peatonales, el uno por uno, el límite de velocidad, el paso al peatón: varios choques hubo y los responsables son los ciudadanos. Nadie más. 

Y A LOS ANTI AMLO, QUE ALGUIEN QUE SEPA LOS ASESORE POR FAVOR…

** A ellos se añadieron ayer desde temprano, en domingo, los “frena” opositores del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Apenas medio ciento de vehículos que partieron de la zona norte de la ciudad de Veracruz, claxonearon toda la mañana hasta alcanzar el bulevard Fidel Velàzquez, el Centro y todo el bulevard: porque quieren que “dimita” el Presidente. 

** Por favor. Si millones nos chutamos al Genocida del PAN Felipe Calderón y su “guerra al narco” y aun con todo y robo de la presidencia; si aguantamos antes, a Vicente Fox, ganador de las luchas democráticas, porque ganó y bien, la Presidencia que le quedó grande; y luego el sexenio frívolo y entreguista de Enrique Peña Nieto; cómo pretende ahora esta Oposición minúscula, la “dimisión” de un presidente que obtuvo una mayoría arrasadora en las urnas. Les guste o no. Es la presidencia más legitimada de la historia reciente de México. 

** Que nos gusten a todos o no, las decisiones del Gobierno de AMLO-MORENA, es otra cosa: pero una caravana de autos claxoneando en domingo por la mañana no es opción ni barrera de nada, ni frena ninguna disposición gubernamental. Es legítimo estar en desacuerdo: pero hay que trascender la inutilidad de una protesta ridícula, como la de treparse a un auto y gastar gasolina, estorbar el tráfico y contaminar con ruido el descanso dominguero del resto de ciudadanos.

** Hay que asesorarse: acudir a las cámaras de diputados y senadores. Escribir cartas y peticiones, argumentar, cuáles y por qué equis disposiciones no se aceptan de este gobierno. Reunir firmas. Dar la cara. Pero pretender que al Presidente con que le digan “vete ya” con cartulinas y claxonazos, algo pasará, no, para nada: le harán, como bien dice: “lo que el viento a Juárez…”

** Crezcamos. 

** Excelente inicio de semana a todos. Hasta a los que no pueden ver “ni en pintura” al Presidente AMLO. Los entendemos. Así nos pasaba con Calderón y con Fox. Se siente feo. Tomen licuados de papa cruda con sábila, porque el hígado se maltrata.

** Y recuerden: así es la Democracia. 

DEL DICCIONARIO A LA DIABLA…

SEMÁFORO ROJO.-Dícese en Veracruz, del aviso que te vale cacahuate.

ORKOS.-Algunos visitantes a nuestra caliente y ruidosa ciudad de Veracruz.

FRENADOS.-Dícese de Ciudadanos que no han digerido su Ciudadanía: y andan todavía en la minoría de edad política.