XALAPA, Ver., 5 de noviembre de 2019.- El ayuntamiento de Xalapa tiene un compromiso con el respeto al Estado de Derecho y la legalidad, por lo que se actuará de acuerdo con lo que marca la normatividad ante los presuntos actos de corrupción del personal de supervisión que denunciaron comerciantes formales e informales, afirmó el subdirector de Comercio, Guilebaldo Flores Lomán.

Explicó que desde inicios de 2019, trabajadores del Departamento de Inspección y Atención Comercial (DIAC) se encuentran bajo un proceso de análisis, valoración y depuración constante, para erradicar malas prácticas.

Con este propósito, detalló, se decidió implementar un esquema de rotación de personal para evitar que se generen vínculos entre los ciudadanos y los inspectores, ya que se identificó el cobro de prebendas a cambio de tolerancia a negocios que no cuentan con las licencias correspondientes para funcionar.

Anunció que en breve se iniciará una campaña de actualización para regularizar la situación administrativa de los comercios de Xalapa e inhibir este tipo de prácticas.
Ante los señalamientos reiterados de algunos comerciantes, aclaró, se inició una investigación y se dio parte a la Dirección de Recursos Humanos y a la Contraloría Municipal, para iniciar el procedimiento administrativo correspondiente.

“Los inspectores están bajo estricta vigilancia. En algunos casos ya se ha dado la separación del cargo, amonestaciones y sanciones administrativas. El área de Comercio está permanentemente atenta al trabajo del personal”.

Guilebaldo Flores exhortó al empresariado y agrupaciones de comerciantes a denunciar en la Subdirección de Comercio este tipo de acciones y a presentar material probatorio que facilite el procedimiento.

Manifestó que las denuncias son de carácter anónimo y que el ayuntamiento de Xalapa reitera su compromiso de dar seguimiento a las quejas y denuncias con el objetivo de garantizar la atención a quienes estén siendo afectados por personas que actúan fuera del marco de la ley.