VERACRUZ, Ver., 16 de diciembre de 2018.- Con la puesta en operación del nuevo puerto de Veracruz, la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios prevé un crecimiento exponencial en este rubro en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Medellín de Bravo, que pudiera duplicar el seis por ciento que se ha registrado en los últimos años, dijo el consejero nacional de la AMPI, Pedro Fernández Martínez.

Explicó que este aumento sería motivado tras el auge de la llegada de los primeros buques al nuevo puerto, ya que con esto también se espera la llegada de nuevas empresas a la zona.

Dijo que, por ejemplo, en Boca del Río, existen ofertas en el área turística muy importantes, mientras que en Medellín de Bravo si bien no existe una expectativa para crecimiento inmobiliario urbano, sí hay muchos terrenos para utilizarlos en la creación de almacenadoras fiscales y bodegas que se van a necesitar por el incremento de carga previsto en el nuevo puerto.

Respecto a la ciudad de Veracruz, subrayó que el centro histórico deberá de ser rescatado, pues es uno de los más importantes, sino es que el más importante históricamente hablando del país, y por ello la atracción que representaría ante este crecimiento que se espera.