CÓRDOBA, Ver., 4 de agosto de 2019.- La basura de Córdoba ya tendrá otro destino a partir de este mes, pues ya no serán depositados los desechos en Balastrera, en Nogales, sino en Cuitláhuac, donde la empresa Mareco se hará cargo de proceso.

La alcaldesa Leticia López Landero informó que en Cuitláhuac seguirá funcionando el tiradero que recién fue cerrado y ahora ya fue reabierto, lo que representará un ahorro considerable, pues el municipio erogaba más de un millón de pesos para llevar la basura a Balastrera, lo que implicó gastos de transporte.

Detalló que por seis meses se contrató a la empresa Mareco para el procesamiento de los desechos, y añadió que doscientos mil pesos por tonelada es lo que se pagará a la empresa.