CÓRDOBA, Ver., 16 de  noviembre de 2019.- A fin de abatir la explotación laboral infantil, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en Córdoba, puso en marcha el operativo Que se cansen juzgando, no trabajando, toda vez que ya se han detectado en este año más 300 infantes que son obligados a trabajar para sus familias o personas ajenas. 

Con el banderazo inicial que dio el presidente del del DIF municipal, Isaac Luz López dio inicio el operativo antes mencionado con la participación de no menos de 20 personas de dos áreas incluyendo una psicóloga, y una doctora.

En este operativo se incluyen cuatro  vehículos que son los encargados de realizar rondines para ubicar a los menores que son obligados a vender toda clase de productos en la calle, y dentro de bares y cantinas donde se expone su integridad física y sexual.

En este sentido, el presidente del DIF, Isaac Luz López señaló que continuarán hasta los últimos días de diciembre con esta labor, pues es en la temporada decembrina cuando aumenta el número de niños explotados. 

Hasta el momento se han canalizado más de cien menores a un albergue para que estudien y al mismo tiempo obligar a sus padres a hacerse responsables, aunque dijo que la mayoría son de otros municipios como La Perla, Ixhuatlancillo,  Ixtaczoquitlan y Orizaba.