CÓRDOBA, Ver., 14 de abril de 2019.- Sobre la llegada de la Guardia Nacional a Córdoba, el obispo de la Diócesis de esta ciudad, Eduardo Patiño Leal, dijo que ni las fuerzas federales ni estatales han podido acabar con la delincuencia.

Al término de la celebración del Domingo de Ramos, indicó que entre la ciudadanía priva la impresión de que no existe una estrategia de prevención y hay poca decisión de las autoridades correspondientes por consignar a los verdaderos responsables de cometer los delitos, al referirse a la Fiscalía Regional de Justicia.

Expuso que en otras zonas, como en el sur de la entidad, están muy necesitados   de una verdadera policía y señaló que ojalá no se registre el efecto cucaracha, es decir, que los delincuentes al ser combatidos allá tengan que venir a la región centro.

Respecto a la agresión que sufrió una mujer este domingo junto con sus pequeños hijos, el obispo exhortó a la población a estar muy pendientes de su familia y sus hijos, principalmente.