Coatzacoalcos, Ver.- A 14 de Mayo de 2016.- Al sostener un foro de cara a los ciudadanos del sur del estado, el candidato independiente a gobernador Juan Bueno Torio, expuso que una vez inicie gestiones como gobernador realizará acciones que ciudadanicen al gobierno.

“Involucraré a la sociedad a través de consejos ciudadanos para darle vigilancia y seguimiento a todas las acciones que el gobierno realice, poniendo énfasis en el resultado que buscamos para aprovechar cada peso que invirtamos del dinero púbico” expresó Bueno Torio.

Quien puntualizó que tras su recorridos por la entidad veracruzana lo único que ha podido escuchar son lo que nombró “historias de terror” a causa de la desesperanza que ha generado el gobierno a través de los partidos políticos a quienes señaló de sembrar el hambre y pobreza a propósito para mantenerse en el poder utilizando los programas sociales.

En el tema de seguridad dijo; “El gran germen de la inseguridad es la corrupción y por supuesto la impunidad, para poder enfrentar la situación debemos en primer lugar reconocer que tenemos un problema de violencia e inseguridad, a diferencia del gobierno actual”.

Manifestó que la propuesta ciudadana que encabeza busca “humanizar el problema, porque la gente quiere vivir con tranquilidad y sin miedo, sin sentirse vigilada y acosada tanto por los maleantes.

Asentó que como gobernador independiente en compañía de la ciudadanía, trabajará en coordinación con la marina, ejército, policías federales y estatales, además de colaborar codo a codo con los presidentes municipales para poder tener una policía bien remunerada, capacitada y con buenas prestaciones laborales que los incentive.

Se comprometió a que en 2 años de gobierno independiente estarán certificados el 100 por ciento de los policías en los exámenes de control de confianza.

Apuntó que el principal objetivo es que la ciudadanía recupere la confianza, pues no podemos vivir en un estado de miedo: “tenemos que regenerar el tejido social y recuperar los espacios públicos, a través de centros comunitarios, tal y como hicieron en Ciudad Juárez, que en un año dejó de ser una de las ciudades más violentas de México y del mundo” finalizó.