OAXACA, Oax., 10 de junio de 2014.- El presidente municipal de San Francisco Ixhuatán, José Luis García Henestrosa, denunció que las autoridades encargadas de atender la contingencia por las lluvias solamente fueron a “tomarse la foto”.

Dijo que los representantes de las dependencias, como el Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC) “nunca se mojaron los zapatos y minimizaron los daños que dejó Boris» por lo que la población no recibió la atención que se requería.

El Edil calificó como una «locura» que el Consejo Regional de Protección Civil se haya establecido en el puerto de Salina Cruz durante la emergencia y no en una población de la zona Oriente, donde realmente se sintió el impacto de la Depresión Tropical “Boris”.

«Los señores se instauraron en Salina Cruz, quizás porque allí hay más hoteles, más restaurantes y comodidades, estuvieron con el aire acondicionado. Lo correcto era que estuvieran en  Tapanatepec o Zanatepec, pero no, estuvieron viendo de lejos y sólo vinieron a tomarse la foto», manifestó García Henestrosa.

Rechazó que como Edil de Ixhuatán haya alterado las cifras o mentido sobre el número de damnificados y advirtió que responderá a esta acusación.

“Ahora resulta que los que trabajamos mentimos. Aquí nunca se alteró nada, ni cifras ni hechos. Todo está documentado con vídeos, fotografías y acciones. Nunca se mintió” explicó.

Indicó que nunca se sancionó a los gobiernos priistas anteriores, como el que encabezó Olivia Matus Toledo, a pesar de que se comprobó que sus funcionarios más cercanos se quedaron con láminas que llegaron para los afectados del huracán “Bárbara” en el 2013 y que terminaron en sus propiedades.

“Tenemos pruebas de que las  láminas que venían para los afectados  de Cachimbo, para el centro de salud y la agencia municipal nunca se repartieron, muchas terminaron con uno de sus  incondicionales de la presidenta, Azuceno Henestrosa”, comentó el munícipe.

A nueve días de la contingencia, aún se mantienen bajo el agua algunas viviendas de colonias populares ubicadas en la parte más baja de Ixhuatán.