MINATITLÁN, Ver., 16 de noviembre de 2013.- En los últimos días se ha percibido una gran falta  de dos tipos de queso: hebra y fresco en los centros de abasto del sur de Veracruz, debido a las fuertes inundaciones que se han registrado en diversos municipios de la región.

De acuerdo con los comerciantes, el desabasto de queso se ha debido a que la mayoría de las comunidades rurales se han quedado incomunicadas en las zonas bajas, impidiendo que los chóferes acudan a los ranchos ganaderos para la búsqueda de la leche y esta sea transportada a la zona urbana y que sea preparado este alimento.

«Nosotros vendemos el queso en nuestra tortillería, pero no hemos podido conseguir el queso por que nos dicen que no pueden ir a buscar el queso a las comunidades» indico Rubí Jímenez, comerciante local.

El municipio de Minatitlan es el que se ha visto más afectado por la escazes de este producto. La mayoría de los comerciantes tienen que buscar en más de seis mercados de la zona, para poder obtener este producto.

Mientras tanto, los municipios como Jaltipan, Chinameca y Sayula de Alemán no han tenido desabasto debido a que grandes kilogramos de queso son traído de la ciudad de Almagres, Ciudad Alemán y municipios del Istmo de Tehuantepec.

Actualmente el kilogramo del queso de hebra oscila en los 65 pesos y el fresco en 50 pesos, normalmente  se obtenía en 58 el de hebra y 48 pesos el fresco, por lo que se puede observar una escalda de precios, producto de que la escazes ya empieza a provocar un alto costo en los alimentos.

 Los comerciantes piden a las autoridades de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) revisar los establecimientos donde sus dueños están inflando los precios debido al desabasto y así evitar que vivales se pasen de listos aprovechándose de la situación por lo que atraviesa el queso.