XALAPA, Ver., 20 de septiembre de 2014.- El senador Héctor Yunes Landa defendió el establecimiento de presas en el estado, pues dijo que actualmente la entidad desaprovecha la gran cantidad de agua que pasa por aquí y que no es retenida para su uso en la agricultura.
«Necesitamos infraestructura para contener el agua, que el agua que pase por Veracruz no sirva para regar el mar. Qué grave que la usemos para regar el mar que no necesita que lo rieguen.  Necesitamos contener el agua en tiempo de lluvias para cuando tengamos las sequías poder aprovecharla, pero para eso necesitamos construir presas y para eso necesitamos el sistema de riego en todo el estado», dijo.
Cuestionado en torno a la reforma al campo mexicano que impulsa el presidente Enrique Peña Nieto, señaló que debe apostarse por la diversificación y en el caso de Veracruz se debe aprovechar su capacidad hídrica mediante herramientas que permitan contener el agua que pasa por los ríos en la entidad, a fin de lograr su aprovechamiento en los cultivos.
«Veracruz requiere de un gran apoyo porque tiene un potencial impresionante. Lo que le falta a muchos estados aquí nos sobra que es el agua. El problema que tenemos es que no contamos con la infraestructura para contener el agua que pasa por acá», precisó.
Yunes Landa lamentó que  el agua que pasa por Veracruz en lugar de ayudar, en muchas de las veces lastima, inunda y destruye, por lo que dijo que el estado debe dejar de ser la potencia que ha sido toda su historia y  consolidarse como una realidad como en el caso de Sinaloa.
«Me da envidia que en Sinaloa puedan cosechar en una hectárea hasta 17 toneladas de maíz y en Veracruz, al que mejor le va puede cosechar seis o siete. Es es el gran reto que tenemos en Veracruz», comentó.
El senador priísta aseguró que la reforma al campo es una vieja demanda del estado que será resarcida y aseguró que el primer tercio del gobierno de Peña Nieto logró mediante el Pacto por México lo que no se había logrado en décadas, cambiar de raíz el contexto legal «que va a permitir que México tenga más dinero para resolver sus problemas».
«El tema de las reformas en materia energética la gente lo va a valorar en algunos años. En este momento no les queda claro de qué se trata y cuáles serán los beneficios que se sentirán en dos años», precisó.