OAXACA, Oax., 12 de febrero de 2020.- Tras el tiroteo registrado este martes frente a las instalaciones de la base policial de la Guardia Nacional y la Fuerza Civil en el municipio de Ciudad Isla, en donde según autoridades estatales había infiltrados presuntos delincuentes oaxaqueños, los gobernadores Alejandro Murat de Oaxaca, y Cuitláhuac García de Veracruz acordaron reforzar la seguridad en la zona limítrofe de ambos estados.

En conferencia de prensa, dieron a conocer que con el fin de concretar acciones conjuntas para mejorar la situación de seguridad de las regiones colindantes entre ambos estados, ambos gobernadores firmado un convenio para reforzar acciones operativas y en las áreas de inteligencia y justicia a través de una estrategia coordinada con los tres órdenes de gobierno.

En estas acciones participarán la Guardia Nacional, Secretaría de Marina (Semar), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), así como las policías estatales y las Fiscalías de Veracruz y Oaxaca, y la Fiscalía General de la República, además del Centro Nacional de Inteligencia.

Alejandro Murat detalló que en Oaxaca se llevará a cabo en los municipios de San Juan Bautista Tuxtepec, San Felipe Jalapa de Díaz, San Miguel Soyaltepec, Loma Bonita, Acatlán de Pérez Figueroa, Huautla de Jiménez, San Pedro Ixcatlán y San Juan Lana.

En tanto que en el municipio de Veracruz se implementarán las acciones respectivas en los municipios de Tierra Blanca, Playa Vicente, Sayula de Alemán, Santiago Xochiapan, Jesús Carranza y Tezonapa.

Los gobernadores dieron a conocer que las acciones que se llevarán a cabo incluyen la instalación de puestos de seguridad integrados por la Guardia Nacional y la Policía Estatal.

Filtros de revisión en zonas lacustres y ríos ubicados en la región, así como el despliegue de un operativo para atender el polígono estratégico que comprende los municipios oaxaqueños de Acatlán de Pérez, Huautla de Jiménez, San Miguel Soyatepec, Loma Bonita, Tuxtepec, San Felipe Jalapa de Díaz, Chilchotla, Arroyo Choapan y el veracruzano de Tierra Blanca.

De forma inmediata se fortalecerá la presencia del personal de seguridad de ambos estados en siete tramos fronterizos y se instalarán arcos detectores de vehículos en los tramos de las carreteras federales, así como sobre vuelos en las áreas de interés, entre otras acciones.

Cuitláhuac García dijo que la implementación de estas estrategias requiere una coordinación estrecha entre los gobiernos estatales entre Veracruz y Oaxaca, así como con la Federación y autoridades municipales para intercambio de información de modo que puedan establecerse objetivos prioritarios.

Se acordó realizar una reunión mensual para revisar los indicadores delictivos de la región y dar seguimiento a estos acuerdos, y se determinó que la Sedena aplicará una revisión de cumplimiento en los municipios señalados, de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, así como la certificación de los elementos policiacos en municipios fronterizos entre ambas entidades.

Asimismo se acordó la integración de un equipo de investigación interestatal y de diversos órdenes de Gobierno, conformado por personal de las Fiscalías Generales del estado de Oaxaca y Veracruz, así como de la Fiscalía General de la República (FGR), para trabajar de esta manera en persecución de los criminales que están acusados de violencia en ambas entidades federativas, y de esta manera lograr la judicialización de casos de aprehensión de delincuentes que pasan de un lado a otro.