XALAPA, Ver., 12 de enero de 2018.- En sesión pública del Tribunal Electoral de Veracruz (TEV) los magistrados resolvieron el procedimiento especial sancionador 209 interpuesto por el PAN en contra de Anilú Ingram Vallines, en su calidad de delegada federal de la Sedesol, por la presunta utilización de propaganda personalizada, uso indebido de recursos públicos y actos anticipados de campaña, así como al PRI por culpa in vigilando.

 
Al analizar el asunto, concluyeron que no se advirtió que se pretendiera denunciar dicha conducta respecto de algún cargo de elección popular local, por lo que solamente se analizó la presunta utilización de recursos públicos y propaganda personalizada.

 
Respecto a la presunta difusión de propaganda con su nombre e imagen en diversos medios noticiosos digitales y en su supuesta cuenta de Facebook, se declaró la inexistencia de las violaciones objeto de la denuncia.

 
Esto porque aunque se tuvo por acreditada su existencia no se acreditó la promoción personalizada de la servidora pública denunciada, ya que de su contenido corresponde a entrevistas efectuadas a la servidora pública en su calidad de delegada de Sedesol, en donde únicamente realizó manifestaciones relativas a las actividades concernientes al desarrollo de su encargo y el resto de las notas periodísticas fueron realizadas en ejercicio de la libertad de expresión.

 
Por lo tanto, las notas sólo tienen el carácter de informativas y no promocionaron la imagen de la servidora pública; por cuanto hace a la supuesta contratación de propaganda en Facebook no se pudo comprobar la leyenda de publicidad con la que se podría confirmar la contratación.

 
Finalmente, los magistrados concluyeron innecesario pronunciarse respecto de la responsabilidad del partido político por culpa in vigilando.