Diferencias entre los caballos blancos de José Alfredo, Zapata, Napoleón y Perseo
[email protected]
La historias de caballos suelen ser el relincho alegre de la infancia o una forma de conocer a ese otro animal llamado ser humano. Por lo pronto la figura blanca que carga a un presunto Emiliano Zapata en la imagen de Fabián Chairez en Bellas Artes, que mas que una estampa real parece una figura de carrousel, quedó expuesta en su mudez, mientras el verdadero mexicano se desbocó. Fue preocupante ver y escuchar, no a los campesinos que protestaron frente al palacio con amenazas de destruir la imagen llevados por su exaltación al prócer, sino a intelectuales, a mujeres y hombres serios, indignados ante un figura simbólica, porque según decían, era una falta de respeto, un atropello a la imagen y una burla a la lucha de aquel auténtico Emiliano Zapata. El caudillo del sur se hubiera carcajeado. Villa se hubiera votado de la risa y e invitado a unas en el Sanborns de los Azulejos a su buen cuate de Morelos. El conservadurismo que es una forma de mochismo, se anida hasta en los que se dicen de izquierda o progresistas y la solemnidad se impone como una razón necesaria cuando se habla de hombres que dieron una gran lucha. No se acordaron del patín que muchos de ellos agarraron al hablar del año de Hidalgo ( chingue su madre el que deje algo) utilizando un apellido que debería de ser sagrado en su concepción, el del padre de la patria. De paso, en la mención de la madre entre paréntesis, se burlaban del respeto a su propia creadora. Muchos casi se morían de la risa cuando Lechuga y el Loco Valdez hacían de las suyas con don Bomberito Juárez y doña Manguerita Maza de Juárez. Y hay que recordar cuando, en el caso de los mochos, han armado una guerra peor que la de los pasteles, cuando alteran a su virgen, pero se quedan callados cuando para estas fechas Walmart lanza una promoción de bolsas a color para el mandado, con la imagen de la virgen o la firma Avon la pone en cremas, desodorantes y lociones. No es pues tan grave, pero la alteración en el caso de Zapata, no es por ella misma, sino por lo que significa en un país de machos.

ESCONDEN LA HOMOFOBIA EN LA SOLEMNIDAD PARA LOS PRÓCERES
Para un gran porcentaje de mexicanos, Emiliano Zapata es, aparte de un luchador revolucionario, un hombre viril, un macho como se le pinta en las películas, bien plantado, cabalgando arrogante en un caballo. Verlo como se exhibe en la imagen de Chairez trastocó toda su idea, lanzó al aire un despropósito terrible y se inconformó casi violentamente ante tal atrevimiento. Era destruir el machismo de su concepción. El tema del cuadro ha dejado al descubierto que las intenciones de las campañas por el respeto a la diversidad han pasado de largo. Hay una doble moral, una hipocresía de quienes llaman a respetar las decisiones propias sobre el cuerpo y se ve de inmediato su reacción rápida en el caso del aborto y en el del matrimonio de personas del mismo sexo. Las agresiones a homosexuales tienden a crecer. Hay una instigación incluso desde la perspectiva religiosa en el rechazo a ese sector. Lo utilitario no ha hecho su entrada en el país, porque la situación del mundo gay tendría una concepción diferente en ese sentido, como en muchos países. En España, al descubrir que las opciones personales colocan al mundo gay en un alto porcentaje de españoles, han creado centros, hoteles y balnearios especiales, a los que concurren sin diferencia todo tipo de personas. Es una gran entrada económica porque hay muchos homosexuales que se mueven en el mundo de la fortuna.

¿DE QUE COLOR ES EL CABALLO BLANCO DE NAPOLEÓN? ¿Y EL SIETE LEGUAS DE VILLA?
¿De que color es el caballo blanco de Napoleón? A muchos los agarraron con esa pregunta, igual que aquella ¿de que color es la yema amarilla del huevo? Los caballos más mentados han sido por lo general blancos. En el caso del Siete Leguas de Villa parece que no hay duda: era en realidad una yegua de color canela. A mi siempre me gustó aquella parte de los versos preliminares que se reproducían en las viejas ediciones de El quijote, cuando Babieca el caballo del Cid Campeador le dice a Rocinante al verlo tan flaco.
–Metafísico estáis
–Es que no como – responde el corcel color naranja de Don Quijote. En la reproducción de las estatuas al parecer Babieca también era blanco y presumen en España, que es el único caballo en el mundo que tiene una tumba propia, que es visitada.
José Alfredo hizo un recorrido en aquel caballo blanco que resultó muy aguantador. Igual que Zapata en su imagen, “su noble jinete” lo despojó de todo y se fue a puro pelo; a lo mejor como el prócer, totalmente desnudo por el calorcito del viaje. No hay que extrañarse, pues. En determinados momentos -como algunos -dicen que cojeaba de la pata izquierda.
La belleza de Pegaso ese blanco caballo que cruza el infinito y se ha convertido en una de las 88 constelaciones que existen, se enturbia cuando se recuerda que había nacido de la sangre del monstruo la Gorgona. Pero su velocidad y belleza eran tales, que el héroe Perseo se dio vuelo haciendo proezas arriba de él. Pero fue Belerofonte el que sin permiso de los dioses tomó a Pegaso y se lanzó a pasear por el infinito, antes de ser castigado por su insubordinación. Ahora su nombre se usa, por desgracia, para hacer aparatos de tecnología avanzada para utilizarlos en espionaje. O su imagen para reproducir a un caballo blanco en el que felizmente se pasee Zapata.