Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Ricardo Flores/Quadratín Veracruz

Yo sé que los maestros merecen más, dice Yunes ante rechiflas

Ricardo Flores/Quadratín Veracruz
 
| 15 de mayo de 2017 | 13:16
 A-
 A+

XALAPA, Ver., 15 de mayo de 2017.- La división del magisterio veracruzano en el festejo del Día del Maestro fue notoria en el acto encabezado por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares en el Velódromo de Xalapa.

Atrás quedaron los eventos maratónicos y las rifas de autos y electrodomésticos organizados en las administraciones de Javier Duarte de Ochoa y Fidel Herrera Beltrán, por lo que la rechifla no se dejó esperar.

Con aplausos, algunos docentes reconocieron el pago puntual de sus quincenas desde que inició el actual gobierno, mientras otros abucheaban al mandatario estatal que no ha conseguido pagar la deuda que Javier Duarte dejó con el sector.

“Yo sé que las maestras y maestros merecen más. Aquí mismo, al llegar, varios maestras y maestros me reclamaron que una ceremonia como ésta debía ser grandiosa, con mucho más recursos materiales. Desafortunadamente lo entiendo perfectamente bien, pero yo les quiero pedir que piensen que a cambio de posibilidades materiales tienen todo el reconocimiento desde lo más profundo de mi corazón, tienen todo mi apoyo”.

Yunes Linares, interrumpido por la rechifla, explicó que se ha conseguido eliminar el problema que impedía pagar sueldos y aguinaldos a los más de 140 mil maestros del estado.

“Pagamos puntualmente en diciembre sueldos y aguinaldos y todas las prestaciones, y lo pagamos en enero, y lo pagamos en febrero, y lo pagamos en marzo y lo pagamos el viernes pasado también, eso es lo que ha hecho el Gobernador de Veracruz.”

El mandatario estatal dijo que en esta ocasión no se trató de rifar licuadoras, sino de mejorar las condiciones del magisterio y las condiciones en que estudian los niños y jóvenes veracruzanos para lograr que se deje de hablar del estado solamente lo negativo y que se consiga reconocer y atender a las más de 24 mil escuelas y más de 2 millones 300 mil estudiantes.