CIUDAD DE MÉXICO, 10 de octubre, 2019.- El Aeropuerto Felipe Ángeles de Santa Lucía no tiene secretos y se transparentará la información pública una vez que terminen los procesos de 140 amparos que se oponen a su edificación.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tiene información clasificada como reservada por cinco años, en relación a la construcción del aeropuerto, proyecto que surgió con la llegada del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Primer Mandatario informó que suman 140 amparos promovidos con 18 despachos, «y sabe cuántos partidos» o sectores que se oponen a su administración.

«Terminando el proceso legal de los amparos se abre toda la información y se pone a disposición de todos los ciudadanos, no tenemos nada que ocultar, no somos iguales a los conservadores», afirmó López Obrador la mañana de este jueves desde Palacio Nacional.

Explicó que posiblemente la reserva se deriva por dichos amparos que se oponen a la construcción del aeropuerto comercial en la Base Aérea de Santa Lucía, tras la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en el Lago de Texcoco.

«Es un exceso, y en los amparos de Santa Lucía están yendo a los tribunales administrativos que no es instancia», aseveró.

«Están muy nerviosos, no es así la situación, nosotros vamos a ser respetuosos de lo que decida el Poder Judicial u cuando se tenga resuelto lo de los paros nosotros iniciamos la obra», agregó el Presidente.

Reconoció que ya hay demoras en la construcción del aeropuerto comercial Felipe Ángeles, y que esto cuesta dinero del erario aunque no precisó el monto.

«Se causa un daño, vamos a cumplir porque los compromisos se cumplen y les vamos a demostrar que estaban equivocados de que estaban defendiendo un proyecto caracterizado por la corrupción, es un monumento a la corrupción ese aeropuerto inconcluso (NAIM)», afirmó.

Información de Quadratín México