POZA RICA, Ver., 4 de mayo de 2019.- Tras no haber repuntado las ventas como lo tenían previsto durante los días mayores del periodo vacacional de la Semana Santa, los empresarios del ramo restauranteros esperan que fechas como el 10 de Mayo pueda ayudarlos a sobrellevar las condiciones económicas que se viven en la región que aún son de crisis.

Rodrigo Méndez Padilla, representante de restauranteros en la región de Poza Rica estableció que durante los días mayores del periodo vacacional las ventas de los negocios dedicados a este ramo, fueron del orden del 5 por ciento, cifra que si bien es favorable para sus finanzas, no corresponde a las expectativas que tenían.

“La verdad es que si se tuvo un incremento pero no el esperado como en años anteriores”, comentó el entrevistado quien dijo que se espera que mayo traiga mejores resultados, debido a que hay fechas fundamentales como el 10 y el 15 de Mayo, en donde siempre repuntan las actividades en lo que son los restaurantes, lo que puede mejorar la condición de los establecimientos.

Expresó que desafortunadamente se continúan registrando incrementos en determinados insumos y artículos que utilizan para el desarrollo de sus actividades, sin embargo los empresarios del ramo siguen mantenimiento sus precios, para no afectar más la economía de los consumidores, y procurar mantener el margen de consumo que reflejan los comensales.

Ante estas condiciones indicó que es evidente la condición de crisis que se vive en la región norte del estado, y que esto no está ayudando a la operación de los establecimientos en la región.