VERACRUZ, Ver., 30 de julio de 2020.- Con la reforma a la Ley de Adquisiciones, aprobada este miércoles, se busca dar respuesta a miles de enfermos de Covid 19 en todo el país, que esperan recibir su medicamento puntual y completo para cumplir su tratamiento y recuperarse del mal que los aqueja, dijo la vicecoordinadora del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (GPPRI), Anilú Ingram Vallines.

“Se trata de una opción más para enfrentar con mayores posibilidades de éxito la pandemia, en tanto se genera la cura o vacuna y, en su caso, para adquirirla. Adicionalmente, se propicia, con el mecanismo de las licitaciones internacionales, adquirir suministros de calidad asegurada y a precios bajos y así contribuir a la preservación de la vida de las familias mexicanas”, detalló.

La diputada federal veracruzana comentó que dio su voto a favor del dictamen emitido por la Comisión de Transparencia y Anticorrupción, pues con esta modificación a la ley, el gobierno podrá garantizar el abasto de medicamentos e insumos de salud, mediante adquisiciones a través de la supervisión de organismos internacionales, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dicha reforma, explicó, es oportuna y urgente hoy que estamos en medio de una crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid 19, pues permitirá a las autoridades contar con los insumos, medicamentos y vacunas que se necesitan en este momento, aprovechando los fondos internacionales disponibles para este fin.

“Ya no habrá pretexto para que los medicamentos, durante esta pandemia, no estén puntuales en todos los hospitales públicos y clínicas de salud, por eso votamos a favor de la reforma, porque es un reclamo social al que se le debe dar respuesta a la brevedad y nosotros, como oposición responsable, debemos sumarnos a lo que es en beneficio de los sectores más desprotegidos, de lo que sirva a las familias de México”, destacó la diputada federal priista.

Ingram Vallines votó también a favor de las reformas que armonizan diversas leyes secundarias al principio de paridad de género, para fortalecer los derechos políticos de las mujeres y erradicar la violencia política, uno de los varios puntos abordados este miércoles en San Lázaro.