POZA RICA, Ver., 13 de febrero de 2020.- La diputada federal por el quinto 5 distrito Raquel Bonilla Herrera, presentó ante el Congreso de la Unión la propuesta de reforma a las leyes penitenciarias del país, de tal manera que estas garanticen el derecho a la salud mental al interior de los centros penitenciarios, para que las disposiciones, no sólo se circunscriban a un adoctrinamiento disciplinario de las personas privadas de su libertad.

Explicó que el régimen penitenciario nacional se ha olvidado que en el tratamiento del presunto culpable, así como del sentenciado, se debe de tomar en cuenta la posición del sujeto que es privado de su libertad, cuyas condiciones se insertan en una lógica de desadaptación, lo que provoca que pierda y olvide facultades vitales para llevar una vida en libertad, pero sobre todo en sociedad.

Agrega que por ello la psicología penitenciaria se ha convertido en una herramienta para la inclusión, ante lo cual la institucionalización permanente de un psicólogo, se convertirá en un elemento importante dentro del contexto en el que están inmersas las personas privadas de su libertad.

Por ello resulta primordial establecer en el sistema penitenciario un psicólogo como un profesional especializado en el ámbito de la salud mental, y de la intervención psicosocial, atendiendo las características personales del recluso y prestar especial observancia en la aplicación de métodos evidenciando el avance y el progreso del sistema, pues agregó “no olvidemos que el estrés es devastador y en estos casos como en los centros penitenciarios puede llegar a convertirse en crónico”.

De tal manera la propuesta tiene como finalidad generar mayor proliferación de estudios e investigaciones en la psicología penitenciaria, permitiendo ser un verdadero medio de apoyo en materia de readaptación social, a las personas que tienen que pasar algún tiempo en prisión, en donde se observa una alta prevalencia de enfermedades de salud mental y de adicciones en esta población, logrando así un verdadero apoyo a los internos para su reinserción social.