VERACRUZ, Ver., 22 de febrero de 2021.- Previo al inicio de la pandemia del Covid-19 en México, Fernanda Spinola Ojeda y Amy Arlet Ramírez Castillo, estudiantes de Gastronomía y Diseño Industrial, respectivamente, se aventuraron para echar a andar su propio negocio y marca de helados y donas YÜM.

El camino no fue fácil, pues con la negativa de sus papás para este proyecto y con solo 25 mil pesos ahorrados cada una, se las ingeniaron para no dejar caer el negocio en plena pandemia, pues no era simplemente un capricho, sino un proyecto de vida.

“Nos sentimos orgullosas de este momento, porque nadie nos ayudó y logramos sacar el negocio adelante. Sabíamos que si lo cerrábamos no podíamos volver a abrir, y la verdad pasaron semanas en donde trabajábamos 24 horas en buscar alternativas para seguir vigentes, hicimos promociones, se administró bien el dinero y pues fue lo importante, vimos la manera de ir a domicilio, entonces eso nos levantó mucho”, contó Fernanda.

Reconocieron que heladerías hay muchas, y donde vendan donas también, pero aquí la diferencia, explica Fernanda, es elaborar los alimentos de cero, con recetas propias y sabor único.

“Después de muchas pruebas hicimos una receta que se adaptara a lo que nosotros creamos, fue mucha visión la que teníamos y así empezó a surgir todo”.

“Nos costó tiempo llegar a eso, cada vez fuimos mejorando hasta lograr nuestras recetas exclusivas, así que los invitamos a conocernos y que sepan que hay una diferencia importante a comparación de otros puntos”.

Fernanda y Amy no tienen límites, y se visualizan con su empresa en los próximos 10 años. “Vemos a una empresa muy fuerte, muy grande y con presencia en varios países del continente americano”.

Detalló que es un producto a base de helado, y se puede consumir al antojo, para armar tu propio sabor. “El sabor neutro del helado permite lograr sabores inimaginables teniendo opciones para combinar ya sea con: oreo, cajeta, nutella, ferrero, mazapán, cereal, entre muchos otros”.

Explicó que el Instagram unió por azares del destino a este par de emprendedoras que llevó a crear lo que ellas llaman “un concepto diferente de helados y donas” que se está convirtiendo en sensación en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

De iniciar en un pequeño local de seis metros cuadrados en la calle Grijalva en el fraccionamiento Reforma, ahora se ubican en Martí, esquina Magallanes, en el mismo fraccionamiento, con instalaciones cómodas y atractivas, abiertas para todo público con horario de 10:00 a 22:00 horas, de lunes a domingo.

Durante los meses de contingencia en 2020, Fernanda y Amy decidieron incluir su negocio en plataforma de servicio a domicilio Didi Food, misma que les hizo llegar felicitaciones debido a que YÜM fue quien más ventas tuvo a través de dicha aplicación.