XALAPA, Ver., 4 de enero de 2019.- La mañana de este viernes, la familia Rosado Zárate, originarios de Actopan y quienes tienen la ciudadanía estadounidense, ofrecieron una conferencia de prensa para denunciar los atropellos que sufrieron el pasado 31 de diciembre, cuando elementos de Fuerza Civil los golpeó y privó de su libertad.

Aseveraron que ellos en ninguna ocasión accionaron un arma de fuego, pues se encontraban celebrando el año nuevo al interior de su casa, cuando al menos 10 elementos de la Fuerza Civil irrumpieron en su domicilio.

David Rosado relató que fueron golpeados brutalmente por parte de quienes se supone les deberían de brindar seguridad, lo cual lamentó, ya que desde su viaje desde la Unión Americana no habían pasado por nada grave, ni extorsiones, como algunas veces sucede.

“La Secretaría de Seguridad Pública miente al difundir que fuimos detenidos mientras viajábamos en una camioneta de nuestra propiedad y que portábamos armas de uso exclusivo del Ejército, como logramos demostrar a través de un video grabado al momento”.

En este sentido, indicaron que los elementos de la Fuerza Civil incluso entraron por la casa de un vecino, a quien también amenazaron y golpearon a su hija; asimismo, existía un gran operativo al exterior de la casa, e incluso algunas personas no podían acercarse a sus hogares.

Acompañado de su papá, tíos y primos, David Rosado comentó que acudirán a interponer su queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para que se dé una investigación sobre los hechos ocurridos el pasado 31 de diciembre de 2018.

“A pesar de comprobar nuestra inocencia y ser liberados la madrugada del pasado jueves 3 de enero, continuamos recibiendo amenazas de parte de los cuerpos policiacos de Veracruz”.

Señaló que esta situación llegó hasta la embajada de Estados Unidos debido a que tuvieron que llamar a sus familiares en Estado Unido porque les pedían una gran cantidad para su rescate, pues los tenían secuestrados.

Finalmente, mencionaron que la Embajada les está brindando toda la ayuda necesaria, por lo que esperan se aclare toda la situación, ya que a ellos les urge irse de nuevo a Norteamérica, sin embargo temen por la seguridad de sus familiares que habitan en Santa Rosa, municipio de Actopan.