CIUDAD DE MÉXICO, 9 de julio de 2019.- “No tengo absolutamente nada que ver con el señor Duarte”, afirmó Miguel Ángel Osorio Chong, ex secretario de Gobernación del gobierno de Enrique Peña Nieto, luego de que el ex gobernador de Veracruz aseguró que pactó su entrega para que dejaran en paz a su familia.

El actual coordinador parlamentario de los senadores del PRI, afirmó que la última vez que vio a (Javier) Duarte, fue en la Secretaría de Gobernación, en la que platicamos su salida del gobierno en base a las acusaciones, que le sugerí que enfrentara directamente ante la Procuraduría General de la República”, dijo el priista en entrevista, en el marco del Foro la Reforma Fiscal que México necesita.

El ex titular de la Secretaría de Gobernación refirió que de ahí el ex mandatario estatal Javier Duarte de Ochoa tomó la decisión; “dos días después de renunciar –y lo que me manifestó es que quería hacer lo conveniente– que era presentarse ante los medios, lo hizo ante un medio de comunicación y después ante todos”.

Agregó que esa fue la última ocasión que vio a Javier Duarte y rechazó que hubo algún acuerdo o pacto.

“Por supuesto que desde el CISEN y desde la Secretaría de Gobernación nos urgía detener a este presunto delincuente, y es por eso que pusimos todas las investigaciones para encontrarlo”, fustigó.

No obstante, recordó que no fue ni el CISEN, ni la Segob quien lo encontró, sino la entonces Procuraduría General de la República, que luego hizo todo lo que correspondía para la extradición desde Guatemala.

“Yo le exijo incluso, que presente las pruebas que dice tener en los señalamientos que a mi persona al respecto señala”, objetó Osorio Chong al reiterar que no tiene absolutamente nada que ver ni con Duarte ni su gente ni sus abogados.

El senador del PRI aseguró que su objetivo era detenerlo no acordar con él su detención, ante una exigencia pública y en la que se decía que se había pactado con Duarte su libertad.

Información de Quadratín México