Y TÚ: ¿QUÉ TIPO DE CIUDADANO ERES EN ESTA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS?

** Siguen los contagios y las muertes por el virus estimados Lectores por todo Veracruz: y la gente ahora se sitúa en los extremos del miedo, la negación y la franca desobediencia.


** Y el Gobierno del estado a través de la Secretaría de Salud y de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) que tendrían que caminar «parejo», no han puesto atención a las empresas prestadoras de servicios que, por sus características, tendrían que estar más vigiladas debido al volumen de personas que atienden diariamente en estos días de «semáforo rojo» o «naranja».


** Tan solo en nuestra ciudad de Veracruz el transporte de taxis, urbano, suburbano y el de las empresas que cubren rutas diarias dentro de la entidad y a todos los destinos del país, si bien han implementado medidas de higiene y el uso obligatorio del cubrebocas para ingresar a unidades, o a terminales, una vez lleno el bus: no hay vigilancia ni protocolo estricto como debería ser: entonces queda al «criterio» del Usuario portar o no el cubrebocas.

SI EL PRESIDENTE NO LO USA, DICEN MUCHOS PARA NEGARSE A USAR LA PROTECCIÓN…

** Sabemos que el Presidente de México se negó durante estos cuatro meses de angustioso confinamiento, a usar el cubre bocas: sólo en su viaje a Estados Unidos pudimos ver que lo usó. Hoy seguirá en su gira guardando «sana distancia» reduciendo en efecto, los aforos a sus eventos, pero sin cubrebocas.


** Con este ejemplo, es difícil que las empresas de buses en este caso, insistan en que sus clientes usen el cubrebocas durante recorridos de más una hora, donde los usuarios van muy juntos, la mayoría extraños entre sí y que acaso no volverán a coincidir nunca más: ¿y la seguridad sanitaria? Se va por el caño: Salud de Veracruz tiene aquí la obligación de frenar esta vía de contagio: la gente que tiene necesidad de viajar refiere que lo que hace «asustada», de toparse con un «compañero de viaje» hombre o mujer, que olímpicamente se quitan el cubrebocas nada más sentarse.
** Por uno que no lo use, la posibilidad de contagio es grande. Y PROFECO tiene todas las atribuciones legales para ayudar a Salud a frenar esta vía de contagio. Pero con el delegado que no cuidó ni a su gente en la Procuraduría -cerraron la delegación porque hay quince empleados enfermos-; vemos difícil que en nuestro estado, esto se consiga.
** Así que Lectores, queda en nosotros como Ciudadanos, cuestionar nuestro comportamiento social durante esta pandemia de Salud.
** Entender que nos puede tocar. No sabemos: un taxista necio que diga «si aquí lo traigo» pero no se lo pone «porque hace mucho calor…» o un tontejo «compañero» de viaje, que se lo quita «porque acalora», o un chofer de bus que justifica lo mismo,son el tipo de gente con la que ningún Ciudadano de Veracruz que ya sufrió a un enfermo o a un muerto, familiar o cercano, por Covid19, quiere convivir: pero que lo tiene que hacer por necesidad de movilidad. Y es terrible. Y es cuando se pregunta: «¿Y dónde está el Gobierno?».
¿Y CÓMO MUERE UN CONTAGIADO DE COVID19?
** Muy mal Lectores: así lo cuentan quienes hoy en Veracruz ya vivieron la impactante experiencia: «de repente se puso mal, se empezó a ahogar, no sabíamos qué tenía porque ni tos tuvo, ni fiebre ni nada. Así de momento. Y no nos dio tiempo ni de llamar a la ambulancia. Fue todo muy rápido…» narra un familiar que no sale de su estupefacción: el hombre no era mayor, ni gordo, ni enfermo. Sólo en lo más duro de la pandemia, admite, se negó a observar el lavado riguroso de manos. Salió. Convivió con extraños. Nunca usó cubre bocas. Hoy el señor dejó a su esposa viuda y a uno de sus hijos, infectados: ellos batallan en estas horas en que los tanques de oxígeno escasean, son muy caros, y los hospitales veracruzanos están saturados.
** Por favor: hagan caso. 


** Les paso un dato que no tengo confirmado obviamente: sólo es una afirmación que ronda entre médicos del primer nivel del sector salud público del IMSS, y es que el Presidente Andrés Manuel López Obrador no usa cubre bocas porque usa un «gel» tópico (para la piel) llamado «Éviter», de fórmula hecha por una mujer mexicana química que incluso obtuvo, en 2016, el Premio Nacional de Química, y el reconocimiento del Centro Médico Nacional «Salvador Zubirán». Es una crema anti vírica, dice la fórmula. Y es tan efectiva y recomendada entre el primer círculo médico de AMLO, que ese es «el secreto» por el cual el presidente, aparte de sus «detentes» del Sagrado Corazón, puede libremente olvidarse del cubrebocas.
** En marzo esa crema, sólo circulaba entre los médicos especializados del área Covid del IMSS/ISSSTE y Sector Salud. Y se cotizaba alto. Hoy, a cinco meses de la pandemia, ya el «Éviter» que se acompaña de un líquido de sanitización de objetos, se encuentra en las páginas de ventas en linea. Si deciden Lectores, probar, sólo verifique que no sea pirata.


Y YA ES VIERNES QUERIDOS: ÁNIMO Y FORTALEZA. A LOS QUE EN ESTAS HORAS BATALLAN POR SU SALUD, NUESTRAS ORACIONES. NO HAY PALABRAS PARA CONFORTAR A QUIENES HAN PERDIDO A SUS SERES QUERIDOS. LES ABRAZAMOS DESDE AQUÍ. Y NOS LEEMOS EL PRÓXIMO LUNES CON AYUDA DE DIOS…