XALAPA, Ver., 4 de mayo de 2020.- Andrés Navarro, mejor conocido por sus amigos y seguidores por «Área», salió de su casa para dirigirse al fraccionamiento Los Cantaros, donde haría una entrega de serigrafía e iba a colocar unos viniles en un auto, sin embargo ya no regresó a su casa; fue detenido por elementos de la SSP y posteriormente murió en una celda del Cuartel de San José.

Después de las 10 horas del sábado, Andrés se comunicó con su madre y avisó que llegaría después del mediodía a su casa, él era un alcohólico en recuperación, por lo que asistía a sesiones de AA y ese mismo día acudiría a una, sin embargo, minutos antes de las 13 horas denunció a través de una transmisión en vivo de Facebook que era perseguido.

A «Área» le gustaba rapear. Era cristiano desde hace ya algún tiempo y padre de cinco hijos; el menor apenas cuenta con una semana de haber nacido. También le gustaba el diseño y a eso se dedicaba, tenía una marca de ropa y gorras, donde daba mensajes bíblicos y siempre priorizaba el nombre de Dios.

Con la voz entrecortada y los ojos cansados de tanto llorar, una de sus familiares cuenta que luego de haber pasado varias horas sin saber de su primo, llamaron al 911 para solicitar apoyo en su búsqueda, el domingo por la mañana, y después de haberlo buscado con sus amigos y conocidos cercanos, sin tener éxito.

«Su mamá habló por teléfono temprano al 911; de hecho fue a buscarlo antes con sus amigos, a la casa de sus amigos, no estaba. Habló al 911 y pues les dijo que si no sabían nada, que su hijo no se había reportado y pues dio las características».

Al domicilio arribaron unas patrullas, para pedir más datos sobre él, como sus características y vestimenta, ya que supuestamente éstos realizarían la búsqueda del joven, sin embargo, un par de horas más tarde, la Fiscalía General del Estado (FGE) se comunicaría con la madre para informar que su hijo estaba muerto.

«Entonces allá en la Fiscalía le dicen que falleció en el Cuartel de San José, y pues mi tía le dice que por qué, que por qué falleció y pues la Fiscal le comenta que fue por un infarto, que eso fue lo que mencionaron ahí en San José», sin que hasta ese momento conociera la historia a través de los videos de Facebook.

No obstante, luego le mostraron fotografías donde se observa el rostro de Andrés completamente golpeado, con múltiples contusiones y un ojo moreteado e hinchado, por lo que su madre se negó a aceptar la muerte de su hijo, mucho menos si la causa era un infarto.

«Le dicen que pues se tiene que trasladar a Periciales para hacer el reconocimiento del cuerpo, el día de ayer. Y pues el día de ayer entregan el cuerpo hasta las 9 y media de la noche y pues realmente lo entregan todo golpeado».

«Área» era un padre de familia amoroso, trabajador y sobre todo, un buen amigo. Él hablaba de Dios con sus amigos y con todos los jóvenes que conocía, quienes lamentablemente estaban dentro de la drogadicción y alcoholismo, para hacerles entender que había una vida mejor y él lo hacía con el ejemplo, ya que había podido dejar los vicios, gracias a este camino del cristianismo y la iglesia.