·          Mariguana: el Congreso avanza hacia la legalización

·          Aumentan presiones empresariales de EU y Canadá

·          González Pérez y el riesgo de dependencia de CNDH

Olga Sánchez Cordero llegó a Gobernación con varios propósitos.

Uno de ellos era operar la legalización de la mariguana para casos específicos, el más noble como médico y científico, y otro reclamado hasta hoy rehuido como el recreativo.

Con los meses el tema ha entrado y salido de la agenda nacional sin encontrar un posicionamiento claro en Palacio Nacional, donde se propone una consulta nacional.

Pese a estos contratiempos, el tema ha llegado al Senado de la República y no deja de sentirse la influencia de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Y poco a poco la discusión ha dejado de ser tan espinosa.

Y si por los comentarios recogidos fuera, hay consenso por su aprobación hasta de bancadas tradicionalmente reacias, como serían la priísta de Miguel Angel Osorio Chong y parte de la panista de Muricio Kuri.

No obstante, esta disposición todavía no garantiza el consenso aunque Ricardo Monreal trate de tejerlo desde su posición de presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

PRESIONES EXTERNAS, OPOSICIÓN ECLESIÁSTICA

 Donde se ha topado con piedra es con las iglesias.

En aras del respaldo generalizado, las negociaciones de la actual Legislatura han llegado hasta ellas y la oposiciones es generalizada.

Católica, cristianas o de cualquier signo: todas están en contra.

Acaso por ello ha llegado el momento de confrontar posiciones científicas, médicas y empresariales con los sectores tradicionalistas, estos sí conservadores.

Las presiones se reciben desde el extranjero –en especial de Estados Unidos y Canadá- cuyos representantes ya hacen lobby en el Poder Legislativo.

La danza de cifras es enorme.

-De inicio su explotación generará un mercado anual de dos mil millones de dólares –asegura, Guillermo Nieto, representante de la denominada Asociación Nacional de la Industria del Canabbis (Anicann).

Da un ejemplo: en Estados Unidos el cáñamo industrial genera 58 mil 800 pesos por hectárea al año.

-Nada qué ver con los 13 mil 500 de la media maicera –acota Nieto-, pero menos con el beneficio ecológico. Con su uso dejaríamos de talar bosques para producir papel, combustible y plásticos.

Proyección o posibilidad, el principal interés económico está en el cáñamo industrial “donde sí se juegan muchos intereses”, asienta Ricardo Monreal.

El debate entra en fase definitiva.

GONZÁLEZ PÉREZ Y EL SOMETIMIENTO DE CNDH

Luis Raúl González Pérez deja la Presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) con varios propósitos.

El principal de ello es terminar la confrontación con el gobierno federal, al grado de presentar su último informe sin la presencia presidencial.

Y el segundo es facilitar, por esa vía, una mejor política de respeto a los derechos fundamentales de los mexicanos.

Una aspirante a sucederlo es María del Rosario Piedra Ibarra, hija de la luchadora social y medalla Belisario Domínguez.

Rosario Ibarra recibió la medalla Belisario Domínguez mientras María del Rosario confesaba ante los senadores su militancia en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Si su madre puso la banda al autodenominado presidente legítimo en 2006, no puede imaginarse a una CNDH con plena independencia en sus manos.

Hoy, como nunca, México necesita instituciones autónomas y de contrapeso al poder absoluto.