XALAPA, Ver., 6 de diciembre de 2018.- El fiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, insistió en que no renunciará al cargo, como pretende Morena y el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva dijo que hay un interés específico por tener el control de la Fiscalía, e insistió en que esperará las acciones que tome el Congreso, de las cuales no ha sido notificado, para analizar qué acciones emprenderá.

Negó que los procesos sean por ganar votos o fingir condenas, y sobre la tortura que acusó el ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, expuso que se trata de una estrategia de defensa.

“Es muy fácil decir ahora que sufrieron vejaciones mucho tiempo después de haber sido detenidos, se investigará, porque es una obligación de la Fiscalía”.

Jorge Winckler negó la supuesta tortura, “a Arturo Bermúdez no lo he visto en mi vida, creo que sólo una vez en la audiencia”, y aseveró que los señalamientos del gobernador son por un tema personal; “veo que tiene una animadversión”.