CALCAHUALCO, Ver., 28 de junio de 2020.- Un menor de tres años ingresó al Hospital General Córdoba luego de recibir un disparo de una escopeta que su progenitor accionó supuestamente por accidente cuando limpiaba el arma.

Los hechos se registraron este domingo en la comunidad de Excola, perteneciente a Calcahualco, donde un hombre no se percató de que el arma de fuego estaba cargada y accidentalmente disparó, lesionando a su hijo, quien se encontraba cerca, y a quien le destrozó la bala ambas piernas.

El responsable es un campesino identificado como David Bayona Ortiz, mismo que no tomó medidas de precaución cuando se encontraba en su vivienda dándole mantenimiento a una escopeta calibre 20 que utiliza para cazar.

El infante gravemente lesionado primero fue trasladado de urgencia al Hospital IMSS, en Coscomatepec, pero debido a la gravedad de las heridas fue necesario transportarlo al Hospital Civil Yanga, en Córdoba, donde permanece hospitalizado y su estado de salud fue reportado como delicado.

Cabe mencionar que la policía municipal de este lugar no intervino ni detuvo al presunto responsable, y será la Fiscalía Regional de Justicia quien llevará a cabo la investigación correspondiente.