VERACRUZ, Ver., 12 de enero de 2021.- El Colegio Nacional de Abogados Penalistas presentó de manera conjunta con organizaciones, barras y colegios de abogados de Veracruz, la propuesta para que el jurista veracruzano, Gustavo Sousa Escamilla, asuma la titularidad de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Lo anterior, ante la convocatoria emitida la semana pasada para renovar ese organismo autónomo y la necesidad de brindar un nuevo rostro, pero sobre todo para buscar que realmente se defienda a los ciudadanos ante la ola de abusos y agresiones que han prevalecido, sin que la actual comisión actúe como se debe.

En conferencia de prensa, Mario López de Escalera, coordinador de delegados del CNAP, que preside a nivel nacional Gilberto Farias Morales, y Braulio Terán del Valle, presidente del Colegio de Abogados de Veracruz, presentaron el posicionamiento de respaldo a la candidatura de Gustavo Souza Escamilla a la CEDH.

Establecieron que en la búsqueda de mejorar la actuación de la CEDH, la figura del ex secretario de Turismo, notario público número 1 y connotado jurista, representará una opción real para que se reduzca la violación de los derechos de los ciudadanos.

“Pero sobre todo el respeto por parte de las autoridades y las instituciones, su conocimiento de las leyes, trayectoria e imagen limpia, sin enmendadura alguna en expediente como funcionario público garantizan que realizará un papel honorable y sobre todo, comprometido con los veracruzanos», señaló Terán del Valle.

Sousa Escamilla estableció que buscará mejorar la actuación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, apegándose a la legalidad y buscando consolidarla como una institución realmente autónoma.

“Sin filias ni fobias, se trata de que se atiendan las recomendaciones y en la medida de lo posible se capacite a funcionarios, elementos de las diversas dependencias e instituciones para que se actúe conforme a derecho y en estricto apego a los derechos humanos de los ciudadanos evitando así las violaciones que han sido una constante», señaló.

Hizo énfasis en que su trayectoria le permite garantizar un trabajo apartidista, comprometido con la transparencia y la legalidad y sobre todo en el que prevalezca el interés de que la CEDH no se convierta en un elefante blanco, sin actuación responsable y sometida al gobierno estatal.