PROHIBIR EL DOBLE REMOLQUE

El pasado 12 de octubre la diputada federal veracruzana priista Lorena Piñón Rivera presentó ante el pleno de la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, para “que se prohíba la circulación en carreteras y caminos del territorio nacional a unidades de autotransporte de carga con doble articulación, remolques o semirremolques; y, establecer que los autotransportes de carga de procedencia extranjera deben cumplir con las dimensiones establecidas para circular en las mismas vías.”

La diputada federal Lorena Piñón declaró en redes sociales que “Hay empresas que abusan de los traileros, obligándolos a cubrir jornadas sin un adecuado descanso, lo que se traduce en accidentes fatales. La prohibición del doble remolque redundaría en más oportunidades de trabajo para los choferes y más seguridad para todos.”

Algunas personas le respondieron a la diputada que los accidentes no son porque los tráileres sean de doble remolque, sobre lo cual tal vez tengan razón, pero lo cierto es que sí son por sobre peso, exceso de velocidad, imprudencia, largas jornadas sin descanso y malas condiciones mecánicas de las unidades. Además de que este tipo de transporte provoca descontrol en los demás conductores que en ocasiones son sacados de la carretera por el exceso de largo y de velocidad.

Por lo que valdría la pena que se estableciera una medida convencional del largo que deben tener los tráileres, para lo cual existen estándares internacionales, lo mismo que del peso, porque hay algunos que llegan a pesar hasta 65 toneladas.

Lo cierto es que se tiene que hacer algo y ahora la iniciativa presentada por la veracruzana Lorena Piñón está en manos de la Comisión de Comunicaciones y Transporte para su análisis y resolución.

PELIGRO EN LA CARRETERA

Mientras tanto transitar por la autopista que va de Cosoleacaque a La Tinaja, se ha vuelto un auténtico peligro por tres razones: Tráfico excesivo de tráileres, asaltos y enormes baches. Estas tres causas son responsabilidad de las autoridades federales, porque es una carretera de cuota que es administrada por CAPUFE y es vigilada supuestamente por la Guardia Nacional.

Tan solo en cuotas es un dineral, toda vez que los peajes que se pagan en las casetas de Acayucan ($219.00) y Cosamaloapan ($236.00), son las casetas más caras del país ($455.00 en total) y la carretera está en pésimo estado de conservación, de manera que en el tramo de Cosoleacaque a Acayucan es un riesgo grave por la cantidad de huecos que hay en la carpeta asfáltica, lo que provoca ponchaduras y en ocasiones volcaduras al tratar de evitar caer en los enormes hoyancos.

En el trayecto de Cosoleacaque a Acayucan es muy común encontrarse 8 o 10 vehículos ponchados en un viaje, sobre todo durante la noche o madrugada que es cuando está más obscuro.

Cabe aclarar que no es lo mismo de Acayucan a Cosoleacaque, toda vez que en este sentido la carretera es de concreto hidráulico y el estado de conservación es bueno. Por cierto, cuando se realizó el re-encarpetamiento de esta autopista, se suponía que en ambos sentidos sería de concreto hidráulico, sin embargo, no fue así. Tal vez por ahorrarse unos pesos la SCT decidió de última hora hacerlo con asfalto, que para una región tan lluviosa y transitada como esta no es lo más conveniente.

En el tema de la seguridad últimamente se ha denunciado una serie de asaltos tanto a autobuses como a automovilistas, que han sido atracados en camionetas con gente que les apunta con armas largas para que se orillen y los despojen de sus pertenencias, sin que se aparezcan los elementos de seguridad, aun cuando hay retenes tanto en Acayucan como cerca de Cosamaloapan, pero curiosamente los delincuentes actúan impunemente.

Los domingos de plano es imposible transitar por esta autopista de La Tinaja a Cosoleacaque, porque los traileros han decidido adueñarse de esta vía para avanzarle con tal de llegar el lunes más temprano a su destino final. De modo que circular en domingo se ha convertido en un peligro, porque los automovilistas van sorteando camiones y tráileres de doble remolque que son difíciles de rebasar. Esto si no te toca uno que vaya encima de ti con el riesgo de chocarte.

Esperemos que la iniciativa presentada por la diputada Lorena Piñón sea aprobada y pongan un límite a la longitud y peso de las unidades de autotransporte que hoy son un peligro rodante.