HUATUSCO, Ver., 24 de noviembre de 2021.- Familiares de la pequeña Gaby, la niña de escasos 7 años de edad que perdiera la vida tras ser embestida por la camioneta que conducía el exdiputado y exdirigente de la CNC, Antonio García Reyes, mantuvieron un plantón afueras de los juzgados donde le concedieron la libertad al exlegislador, lo que causó indignación entre la población de Huatusco.

A pesar de que pidieron a las autoridades que no quede impune la muerte de la pequeña, el Juzgado le concedió auto de libertad, sin embargo enfrentará el proceso en su domicilio y no deberá salir del distrito judicial hasta que se lleve a cabo la segunda audiencia.

Cabe mencionar que el día de los hechos ocurridos el pasado domingo, el exdiputado se encontraba en estado inconveniente y mencionó él mismo se quedó dormido mientras conducía la camioneta, la cual se subió a la banqueta donde arrolló y mató a la menor, lo cual pasó por alto el juzgado.

El también exdirigente cenecista llevará su proceso en su domicilio, lo cual generó la indignación entre los familiares, pues aseguran que no hay reparación del daño cuando se trata de la vida de la pequeña de tan sólo siete años que murió a causa de la imprudencia y falta de precaución del ex diputado.