CAPULCO, Gro., 24 de noviembre de 2021.- De los 32 estados que conforman el país, ninguno ha logrado erradicar el embarazo infantil y adolescente. De hecho, más de la mitad de las entidades supera la media nacional que indica que 15.1% de los nacimientos (236 mil 440) fueron producto de embarazos de mujeres menores de 20 años durante 2020.

Si bien hay una tendencia a la baja desde 2011 en todo México, hay estados como Guerrero que se mantiene tres puntos porcentuales por encima de la media nacional (18.2%), seguido de Chihuahua (17.6%), Puebla (17.3%), Tlaxcala (17.3%), Coahuila (17.2%) y Durango (17.2%), de acuerdo con las estadísticas de nacimientos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Alexis Hernández, asesor del Programa de Incidencia y Acceso Comunitario de la organización Ipas México, explica que la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (Enapea) tiene dos metas planteadas para 2030: disminuir en 50% la fecundidad en adolescentes de 15 a 19 años y erradicar el embarazo no planeado y los nacimientos en niñas menores de 15 años.

“Son metas muy ambiciosas que sirven de parámetro para la ruta, pero sabemos que son imposibles de cumplir”, advierte.

Información completa en Quadratín Guerrero.