XALAPA, Ver., 13 de enero de 2021.- A pesar de que el año pasado la ciudadanía pasó la mayor parte del tiempo resguardándose en su casa a causa de la pandemia, el Colectivo Solecito Veracruz tuvo conocimiento de más de 450 desapariciones de menores de edad.

Sobre esto, la representante de dicho colectivo, Lucía de los Ángeles Díaz Henao, consideró que esta situación es un fenómeno «más terrible», por tratarse de desapariciones de menores de edad.

«Las desapariciones han continuado, no se ha visto una disminución real y ahora tenemos el fenómeno más terrible de las desapariciones, la de los jóvenes menores de edad, que se ha incrementado brutal. Este año pasado yo tengo noticia de niñas y niños, de unos 450», dijo.

Aunque reconoció que algunos son encontrados, porque salen de sus casas por problemas familiares, mencionó que muchos otros siguen desaparecidos, por lo que pidió a las autoridades del estado que pongan atención a esta problemática, ya que es grave y es necesario que se resuelva.

Comentó que el confinamiento ha obligado a las familias a pasar mucho tiempo juntos y también ha generado conflictos fuertes entre ellos, sobre todo en los hogares con mayores precariedades.

«Es un hecho real, en una semana hemos visto como desaparecen de 12 a 15 chicas menores de edad. La Comisión de Búsqueda más o menos se encarga, pero habría que ver las raíces de esto. Una chica incluso si la encuentran, pero que pase dos o tres días con personas ajenas no creo que sea una buena experiencia para esa chica».

En ese sentido, indicó que es necesario que se detenga este fenómeno y definió que la presión social funciona para que las autoridades se pongan a trabajar, un ejemplo de la presión de la sociedad fue el de la nutrióloga Samara Arroyo Lemarroy.