Xalapa, Ver. 05/mayo/2020.- Eric Patrocinio Cisneros Burgos, secretario de Gobierno, emitió el Protocolo de Cero Tolerancia Frente a las Conductas de Hostigamiento y/o Acoso Sexual o Cualquier otra Forma de Violencia Contra las Mujeres, el cual compromete acciones tendientes a prevenir y erradicar dichas conductas en la dependencia a su cargo.

Las disposiciones resultan aplicables al público usuario y personal sin nombramiento, como personas prestadoras de servicios social, personal de honorarios y personas subcontratadas y cualquiera que acuda a solicitar o prestar un servicio a la Secretaría de Gobierno.

Cualquier persona que sufra ese tipo de actos debe acudir a la Unidad de Género y podrá solicitar medidas de protección; además, la dependencia se compromete a implementar capacitaciones para la prevención de las conductas de hostigamiento o acoso sexual.

En esta dependencia, todo servidor público en el desempeño de empleo, cargo, comisión o función se deberá conducir con respeto a sí mismo y a los demás, sin proferir expresiones, lenguajes o adoptar comportamientos de hostigamiento o acoso de carácter sexual o discriminatorio respecto a las personas con las que tiene o guardó relación en la función pública.

Se vulnerará esa disposición cuando se realicen señales sexualmente sugerentes con movimientos del cuerpo o de las manos; tener contacto físico sugestivo o de naturaleza sexual, como tocamientos, abrazos, besos, manoseos, jaloneos; llevar a cabo conductas dominantes, agresivas, intimidatorias u hostiles hacia una persona para someterle a deseos o intereses sexuales; y espiar a una persona mientras está en el sanitario.

Así como condicionar la obtención de un empleo, su permanencia, o un cambios de situación laboral por aceptar conductas de naturaleza sexual; obligar a realizar actividades que no competen a las labores del servidor público o tomar medidas disciplinarias en represalia por rechazo a proposiciones de carácter sexual.

Además de expresar comentarios, burlas, piropos o bromas hacia otra persona referentes a la apariencia o a la anatomía, con connotación sexual, presencialmente o por algún medio de comunicación; y emitir expresiones o utilizar lenguaje que denigre a las personas o pretenda colocarlas como objetos sexuales.

Se especifica que toda persona contra la que se realice cualquier de los acto anteriores, puede acudir para atención de primer contacto a la Unidad de Género de la Secretaría, cuya titular dará acompañamiento a la persona en calidad de afectada y la auxiliará para brindarle la atención adecuada y canalizarla a servicios especializados de salud, psicológicos, jurídicos o aquellos necesarios de acuerdo al caso.

Así como llenar la cédula de atención con la información que en la misma se requiera y de manera inmediata dar aviso por escrito, anexando la cédula en mención al Órgano Interno de Control, así como brindar compañía y orientación para la presentación de la denuncia administrativa, lo cual deberá quedar asentado en su expediente.

También puede solicitar la medida de protección que conforme a derecho corresponda, valorando el riesgo o peligro existente, la seguridad de la persona en calidad de afectada, así como los elementos probatorios y de convicción con que se cuente, por ello se dictará a su favor, de acuerdo al caso, la prohibición a la presunta persona agresora de molestarla o la reubicación en lugar distinto de trabajo o de turno.

Asimismo, la dependencia se compromete a implementar dentro de la misma, en coordinación con las instituciones pertinentes, capacitaciones para la prevención de las conductas de hostigamiento y acoso sexual.

Además, en caso de que éstas se lleguen a suscitar, actuará conforme a lo establecido en el Protocolo para la prevención, atención y sanción del hostigamiento sexual y acoso sexual en la Administración Pública Estatal con el propósito de que éstas sean investigadas y, en su caso, sancionadas conforme a la normatividad aplicable. De igual manera, se compromete a realizar todo tipo de acciones para su erradicación.