CDMX, 6 de julio de 2020.- El Gobierno Federal tiene la esperanza de que se puedan recuperar recursos públicos que fueron objeto de actos de corrupción en el sexenio del priista Enrique Peña Nieto, por medio de Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Durante la conferencia matutina de este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que luego de que el ex funcionario federal aceptara su extradición a México, podría aclararse la cadena de corruptelas con casos como Agro Nitrogenados y Odebrecht.

“Lozoya acepta la extradición voluntaria, ya lo informó en un juzgado de un Tribunal de España, y de acuerdo a lo que dio a conocer el fiscal Alejandro Gertz Manero, se está esperando nada más que se autorice la extradición y se le va a trasladar a México”, apuntó en el Salón Tesorería del Palacio Nacional.

Ante este escenario, aseguró que “ya pronto” estará Lozoya Austin en México, aunque corresponde a la Fiscalía General de la República (FGR) y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) coordinar dicha extradición de España.

“Vamos a poder recuperar lo mal habido, lo que es del pueblo, en todo este asunto está por ejemplo lo de la planta de fertilizantes, que se compró durante las negociaciones de la llamada Reforma Energética, de acuerdo a avalúos en 200 millones de dólares más de su valor, entonces esos 200 millones de dólares tienen que regresar”, reprochó.

“Está haciendo la investigación la Fiscalía, pero son de las cosas que van a ayudar en este caso, considero que lo más importante es el que se sepa la verdad, para poner al descubierto estos actos de corrupción, que coloquialmente se conoce como transa, cuando se dice transa me acordé de lo que decíamos antes: el pueblo se cansa de tanta pinche transa”, enfatizó.

Información completa en Quadratín México