IXTACZOQUITLÁN, Ver., 20 de noviembre de 2019.- Luego de los señalamientos por desaparición forzada en contra del director de Gobernación de Ixtaczoquitlán, Octavio Pérez Romero, el alcalde Miguel Castelán Crivelli aseguró que dicho funcionario y otros dos policías fueron retirados de sus cargos.

El munícipe dijo que él no ha incurrido en actos de incumplimiento de un deber legal, dando protección a servidores públicos involucrados en las investigaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) por desaparición de siete comerciantes.

«Por cuanto hace a la relación jurídica de los servidores públicos involucrados en las investigaciones se ha procedido a dar vista al Departamento de Recursos Humanos para determinar su situación laboral con la autoridad, en cumplimiento de la ley, por lo que no existe protección de los servidores públicos”.

Señaló que el ayuntamiento de Ixtaczoquitlán repudia enérgicamente la violencia y en referencia a los hechos ocurridos el 26 de octubre, mencionó que las investigaciones están a cargo de la FGE, quien es la responsable del desahogo de las actuaciones ministeriales.