XALAPA, Ver., 31 de mayo de 2021.- Para el candidato a diputado federal por el Distrito 10 de Xalapa, de la coalición Va por México, Américo Zúñiga Martínez, los cargos que ha ostentado, como ser presidente municipal de Xalapa y diputado local, le dan ventaja sobre sus adversarios.

Considera que tiene la experiencia y conocimiento sobre diferentes rubros en términos legislativos y administrativos y confía en su triunfo electoral el próximo domingo 6 de junio.

En entrevista para Quadratín Veracruz señaló que haber sido alcalde le da una visión general de las necesidades de la ciudad, lo que representa fortalezas, pues con hechos, no con palabras, ha demostrado a la gente que es una persona responsable, por obra, y ha entregado buenas cuentas a la población.

Américo Zúñiga afirmó que será un diputado que no pierda contacto con el electorado, que rinda cuentas y dé la cara, que camine por Xalapa, sabedor de la gran responsabilidad que se tiene al ser representante de los xalapeños.

Subrayó que será un diputado cercano al Distrito, pues ha ofrecido a los xalapeños regresar a la ciudad, ya que es necesario construir diálogo, tener reuniones con los sectores productivos de la zona y acercamiento con los medios de comunicación para que se sepa lo que está haciendo.

“Un diputado no debe ser un levanta dedos, no debe estar ausente de su distrito, no debe ser improductivo, ya estamos hartos de diputados flojos y mediocres; representaré auténticamente a Xalapa, tomaré la tribuna cuando esto sea necesario, atraeré inversiones, gestionaré obras”.

El candidato consideró que Xalapa no se merece un diputado que no viva en esta ciudad, no se merece un empleado público que se ausente de la Cámara de Diputados, que sólo vote por inercia, merece que su diputado represente a la capital de Veracruz, que represente los intereses de todos, de los trabajadores, de los comerciantes, de los empresarios, del sector industrial.

Recordó que hace 3 años la mayoría de los xalapeños votaron por un diputado federal que no pidió licencia para hacer campaña, tres años estuvo ausente, no regresó al Distrito, y hoy está en campaña para ser reelecto, sin haber presentado una sola iniciativa, sin hacer una sola gestión, “si ganara esto sería ofensivo para los xalapeños”.