XALAPA, Ver., 4 de septiembre de 2019.- Para las víctimas de personas desaparecidas en Veracruz es un alivio la remoción de Jorge Winckler Ortiz de la Fiscalía General del Estado, “aunque tenemos la esperanza de que sea de manera definitiva”, dijo la representante del colectivo Solecito Lucía de los Angéles Díaz Genao.

En entrevista exclusiva para Quadratín Veracruz expresó que Fiscal, era una forma de llamar a Winckler, pero “él no era fiscal, era un operador político de Yunes y nosotros necesitamos un Fiscal de verdad. Para las víctimas ese hombre fue nefasto, no nos recibía, no tenía interacción con nosotras, nos repudiaba, se burlaba de nosotras, ahora no podemos más que estar aliviadas”.

Señaló que las Carpetas de Investigación por los casos de desaparecidos no tienen nada de trabajo, no hay avances, no hay investigación, ni un solo imputado, no hay siquiera cifras de desapariciones, “dejó el tema totalmente abandonado. Nos pusimos a revisar las carpetas de desaparecidos y más del 50 por ciento no tenía siquiera el perfil de ADN”.

La activista afirmó que con Jorge Winckler en la Fiscalía estatal había una obstrucción de la justicia, omisión y negligencia criminal “porque por andar en su barullo político abandonó los casos de desaparecidos”.

Acusó que se dieron algunos golpes mediáticos, como el caso de los policías detenidos por desaparición de personas, que fueron solo para que aupara la imagen del entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y la de su hijo, quien fue candidato a la gubernatura; “y eso es corrupción brutal”.

Cuestionada sobre la posibilidad de que acudir a alguna instancia para proceder legalmente contra Jorge Winckler por la omisión que denuncia en los casos de desaparecidos, respondió enfática que “si la encontramos, lo vamos a hacer, tenemos que dar una lección a los funcionarios de que con esto no se juega, son vidas humanas que hay de por medio, como no fueron sus hijos, Winckler pensó que podía hacernos a un lado y que no iba a pagar el precio, y yo sí quiero que pague el precio, si la nueva Fiscal nos dice que nos apoya con eso, cuenta conmigo, porque lo que hizo es imperdonable y tiene que pagar las omisiones que cometió porque fueron voluntarias, fue negligencia criminal; en muchos casos se pudo haber encontrado a la persona y no hizo nada”.

Lucy Díaz apuntó que pedirán la revisión del actuar de Jorge Winckler porque “lo queremos en la cárcel”.

Insistió en que su complicidad con Miguel Ángel Yunes Linares es a todas luces, “él (Winckler) nunca lo escondió, él era un operador político de Yunes, a nosotros no nos interesa la política, pero nos estaba causando problemas”.

Acusó que cuando el hijo del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares perdió la gubernatura, culpó a las integrantes del Colectivo Solecito de la derrota electoral, pues siempre señalaron la omisión con los familiares de desaparecidos y “la venganza de Yunes contra nosotras la estaba ejecutando Winckler”.

“Todo el tiempo que estuvimos en Colinas de Santa Fe, en la búsqueda de restos humanos, nos mandaban un almuerzo, y cuando perdió el hijo de Yunes lo suspendieron, y además hicieron una campaña de golpeteo en mi contra”.

Lucy Díaz, cuyo hijo fue desaparecido en Veracruz, enfatizó que los casos de desaparecidos en Veracruz están en el abandono desde que llegó Jorge Winckler a la Fiscalía de Veracruz. “Ni la Comisión de la Verdad del Congreso tiene las cifras de desaparecidos, Maryjose Gamboa (quien integra esta comisión) es una bandida, ella fue quien hizo la campaña en mi contra hasta con Loret de Mola”.

Sobre el ex titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Denuncias por Personas Desaparecidas, Luis Eduardo Coronel Gamboa, dijo que fue el artífice de los golpes mediáticos a los que se dedicó Winckler en favor de Yunes.

Señaló que desde antes de ser cambiado a Fiscal Regional en Xalapa, ya no atendía los casos de desaparecidos, pues Winckler lo tenía trabajando en temas penales.

“Lo que yo no entiendo es por qué razón no hizo el cambio, es decir si lo quería para que me haga estas cosas, pues pongo otro en desaparecidos, pero no, dejó el cargo vacío, no había con quien ir, no había mesas de trabajo, no había nadie y dejó los casos a la deriva”.

Cuestionada sobre la similitud de circunstancias cuando, de otra manera pero igualmente por presiones políticas el ex fiscal de Javier Duarte de Ochoa, Luis Ángel Bravo dejó el cargo, respondió: “sin querer defenderlo, pero Luis Ángel Bravo tenía más dignidad que Jorge Winckler, porque no quiso verse expuesto al escarnio público. No voy a defenderlo, pero enfrentados a la misma situación tuvo una mejor postura que éste (Winckler) que se aferró al cargo como perro a un hueso, y se puso provocador y brabucón, se sintió intocable, y es muy ignorante y muy inmaduro”.

Finalmente Lucy Díaz concluyó la entrevista igual que se inició; “nos sentimos aliviadas de que se haya ido Winckler y le rogamos a Dios de que nos toque una persona mejor, que bueno, mejor que él cualquiera, pero pedimos que nos llegue una persona que nos haga justicia”.