CIUDAD DE MÉXICO, 13 de noviembre de 2019.- Pese a los gritos, jalones y protestas en el Senado de la República por la toma de protesta de Rosario Piedra Ibarra para la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el presidente Andrés Manuel López Obrador está satisfecho.

Durante la conferencia matutina de este miércoles, tras la serie de gritos de “¡fraude, fraude!” e inconformidades de los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) por la Ombudsperson, el Jefe del Ejecutivo exaltó la labor y activismo de Rosario Piedra Ibarra.

“Ella vivió en carne propia lo que es la desaparición de su hermano, y su mamá toda la vida se ha dedicado a eso, es un ejemplo de dignidad, de justicia, doña Rosario, y la organización que crearon de madres de hijos desaparecidos, estoy muy contento, muy satisfecho con que se haya tomado esa decisión porque se está haciendo justicia”, expresó en Palacio Nacional.

Insistió en que los legisladores panistas están en todo su derecho de manifestarse, acusando que lo único que buscan es un Organismo Autónomo que esté de adorno, y que no respalde realmente los derechos humanos

“¿Que no les gusta a los del PAN?, volvemos a lo mismo, les gustaría que estén los mismos que se han dedicado a solapar violaciones de derechos humanos, entonces es también entendible la actitud que tienen, son posturas distintas, pues ellos protegían a los represores, el pensamiento de los conservadores está en aniquilar, arrasar, el masacrar, hay evidencias de eso”, señaló.

Información completa en Quadratín México.