¡BARBARIE INCONTENIBLE!

La convulsa historia de la delincuencia organizada en nuestro país, nos conduce de la mano al infierno, del cual será difícil escapar en el mediano plazo.

El presidente AMLO sostiene “nosotros no vamos a pegarle, como lo hicieron, un garrotazo a lo tonto al avispero y convertir al país en un cementerio”.

Y a mano alzada se comprometió a erradicar en seis meses este flagelo abominable; no se obtuvieron los resultados pronosticados y la violencia sigue incontenible.

La concatenación de circunstancias delincuenciales rebasó al Gobierno federal y, ahora, AMLO se compromete a resolver esta preocupante desgracia en un año.

La propia Arquidiócesis de Xalapa, reconoció que “la descomposición social que vivimos en Veracruz sigue siendo muy delicada. No hay jornada que no se cierre con historias muy lamentables de dolor, tristeza, impotencia e indignación debido a los altos índices de violencia que por dondequiera aparecen. La gente vive con mucho miedo y no se ve la salida a esta terrible situación”.

En cuatro días más, Cuitláhuac García rendirá su Primer Informe de Gobierno. Una encuesta realizada por la Universidad Metropolitana, resume que la percepción popular opina que el mandatario tiene una falsa visión de la realidad que viven 8 millones de veracruzanos.

Vamos a esperar, muy atentos, el contenido del mensaje y qué va a informar sobre la inseguridad y la violencia criminal.

Asaltos, secuestros, levantones, feminicidios y hasta una epidemia de dengue, son los sucesos cotidianos de una entidad catalogada en el pasado como un destino turístico seguro.

Hay miedo de salir de noche en ciudades como Coatzacoalcos, Xalapa, Poza Rica, Minatitlán, Pánuco, Córdoba y el puerto de Veracruz, por citar algunas.

Le asiste la razón al comunicador cuenqueño, Ricardo Ravelo, especialista en temas del narcotráfico, cuando afirma que “las promesas de pacificar el estado de Veracruz con operaciones de la Guardia Nacional no calan hondo entre los veracruzanos. Las palabras del gobernador Cuitláhuac García Jiménez se las lleva el viento, impotente el mandatario para frenar la ola de violencia que azota al estado más productor de caña y de azúcar en todo el país”.

Veracruz, está clasificada entre las entidades de mayor riesgo, situación preocupante porque está a la par de Corea del Norte, Irak, Siria o Afganistán.

Algunos representantes populares de la Unión Americana, recomiendan, con sorna, viajar mejor a Siria que a México, por el peligro al que se exponen los turistas.

El lamentable asesinato del líder campesino y diputado local, Juan Carlos Molina, exhibe a las autoridades estatales que han fracasado con las estrategias accionadas para frenar la insurgencia delictiva.

En una conferencia de prensa que ofrecieron legisladores opositores (panistas, priistas, perredistas y de Encuentro Social) el pasado 8 de febrero en el Congreso local, el ahora finado líder campesino pidió la palabra y expuso: “Juan Carlos Molina Palacios, en contra de los dos dictámenes y de las amenazas que nos están haciendo a todos nuestros compañeros diputados”.

Lo secundó el representante popular Gonzalo Guízar Valladares, quien puntualizó:

“Lo que dice el diputado Molina es muy cierto. También hacemos responsable de cualquier suceso que le (sic) pase a los diputados presentes, a todos, en nuestra integridad física, a nuestras familias, seres queridos, en este caso, al secretario de Gobierno de Veracruz (Eric Patrocinio Cisneros Burgos). Lo hacemos responsable, ya basta de extorsiones, de amenazas. Eso lo hacemos a nombre de los que ya han recibido incluso esos comentarios tan lamentables para la vida política”.

Hay que ver si las autoridades competentes resuelven con prontitud el paradero de los gatilleros que acribillaron a Molina Palacios, y si la acusación, clara y directa, de Guízar Valladares contra Eric Cisneros, tiene fundamento.

El escenario está muy descompuesto, pero el tabasqueño rechaza el uso legal de la fuerza, porque considera que a los conservadores les resultó un rotundo fracaso.

¿Hasta cuándo seguirá en pie la política de la 4T, o sea, de AMLO, de “abrazos, no balazos”?

El presidente Donald Trump, tiene también “otros datos”.

Como atinadamente decretó el celebérrimo comediante Charles Chaplin en sus frases sentimentalistas: “nada es para siempre en este mundo, ni siquiera nuestros problemas”.

SE FUE EVO MORALES

Mientras, en Bolivia, el presidente Evo Morales no resistió la presión de su “pueblo bueno” que le soportó durante 14 años todo su “cochinero” y, finalmente, dimitió para ceder el poder a los militares.

Se espera que el país recupere la estabilidad tras de 18 días de protestas violentas.

La gente festeja con banderas bolivianas y pirotecnia.

Habrá nuevos comicios y el gobierno de López Obrador ofreció todo el apoyo a Evo Morales.

¡Va uno!