COATZACOALCOS, Ver., 7 de mayo de 2021.- La Casa del Migrante de la Diócesis de Coatzacoalcos se está preparando para que en tres semanas vuelvan a proporcionar alojamiento a los migrantes, luego de que dejaron de brindar este apoyo por la pandemia.

El encargado del refugio, el padre Joel Ireta Munguía, dio a conocer que establecerán una estrategia para evitar contagios de Covid 19, ya que es necesario seguir atendiendo a los indocumentados.

“Sabemos que los migrantes también necesitan descansar, entonces tenemos que hacer una estrategia y en eso estamos, nos estamos preparando para poder darle alojamiento, pero también cuidar a los voluntarios que vienen a servir al albergue. Este virus vino para quedarse, sabemos que ahí va a estar y la caridad no se puede detener”, expresó.

Actualmente, en el albergue les proporcionan agua, comida, baños y una llamada telefónica, pero esperan pronto operar al cien por ciento.

“Como se dan cuenta se les permite entrar a comer, a bañarse, a sus necesidades fisiológicas, una llamada por teléfono, pero primero Dios ya dentro de unas tres semanas aproximadamente vamos a dar alojamiento para que ellos puedan descansar una noche por lo menos”, añadió.