PÁNUCO, Ver., 10 de julio de 2019.- El Grupo de la Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en Veracruz ubicó y detuvo, durante la intervención por el secuestro de una mujer, a miembros de una célula delictiva que operaba en aquella región.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) detalló que los hechos ocurrieron en la calle Ricardo Flores Magón, colonia Zurita, cuando elementos de la Fuerza Civil detectaron en un terreno baldío una camioneta Ford Escape gris plata, placas XLX1206 de Tamaulipas y vinculada con el intento de privación de la libertad de Guadalupe «N”; a bordo iban cuatro sujetos, quienes al notar la presencia policial asumieron una actitud evasiva, por lo que fueron perseguidos hasta que les dieron alcance.

Durante la inspección del vehículo encontraron maletas con armamento sofisticado y equipo táctico, y aprehendieron a Daniel “N”, Luis Alfredo “N”, Mario “N” y Saúl “N” por el delito de portación ilegal de armas de fuego. Cabe mencionar que Daniel “N” es señalado como presunto jefe de plaza en la región norte de la entidad.

Asimismo, en la colonia Josefa Ortiz de Domínguez oficiales aseguraron un inmueble donde hallaron 11 armas largas, 188 cargadores de distintos calibres, 33 chalecos tácticos, 23 placas balísticas, una pechera con portacargadores y un portafusil.

También 324 pastillas sicotrópicas, 21 bolsitas con polvo de características de la cocaína, 200 pastillas con características de la metanfetamina, un paquete envuelto con cinta canela, un cubrebocas con estampado de calavera y una báscula.

De igual forma, una pernera, 11 pantalones tácticos, dos camisolas, un uniforme completo de camuflaje, dos lonas con la firma “Grupo Sombra”, la camioneta antes mencionada, que no cuenta con reporte de robo; así como seis pares de botas tácticas.

Además, tres parches con la leyenda Agencia de Investigación Criminal, siete parches y cinco gorras con las siglas F.E.G.S. (Fuerzas Especiales Grupo Sombra), tres pasamontañas y cuatro boinas negras.

Pese a tratarse de una célula delincuencial con gran presencia en la zona, la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha girado las órdenes de aprehensión correspondientes, argumentando que las investigaciones están en curso. No obstante, gracias a la coordinación entre las fuerzas federales y estatales fue posible la desarticulación de ésta en flagrancia.